10+1 películas neo-noir

LongGoodbye2Uno de los más interesantes géneros que ha dado el cine es el film noir. Nacido a raíz de la tradición de novela negra cimentada por autores como Dashiell Hammett, Raymond Chandler o James M. Cain, las películas negras fueron uno de los géneros por excelencia de los años 40 y 50. Detectives que se enfrentaban tanto a delincuentes como a la policía, perdedores abocados a la perdición dejándose tentar por el dinero o peligrosas femmes fatales, historias con giros de guión desconcertantes en que nada era lo que parecía, una atmósfera opresiva… estos eran algunos de los ingredientes que definían estas películas.

Se consideraba que el género cayó en decadencia en los años 50 hasta ir desapareciendo progresivamente a causa de las nuevas tendencias de la época, pero la fascinación que ha provocado a generaciones de cineastas ha hecho que desde entonces se haya vuelto a evocar en multitud de películas. Estos films que volvían al género pero desde una mirada más contemporánea son los que formaron lo que se conocía como neo-noir. Para los interesados en este tipo de obras les proponemos seleccionar las 10+1 películas de neo-noir más destacables.

La etiqueta por supuesto es muy ambigua y no hay unanimidad respecto a qué películas entran en la categoría y cuales no. Yo no he considero como neo-noir a cualquier película de suspense que se ambiente en los años 40 o que tenga como protagonista a un detective y una femme fatale, del mismo modo que también he dejado de lado los films de mafia tipo El Padrino (1972), El Honor de los Prizzi (1985) o Uno de los Nuestros (1990). Tampoco he tenido en consideración películas que se mueven en otros ámbitos pero que tienen una clarísima influencia del neo-noir, como Blade Runner (1982) o Terciopelo Azul (1986), así como propuestas muy curiosas como la de Brick (2005), en que se narra una clásica histoira noir en el contexto de un instituto. Sin más dilaciones, aquí va mi propuesta de 10+1 películas neo-noir:

fuegoenelcuerpo
10) Fuego en el Cuerpo (1981) de Lawrence Kasdan

El debut en la dirección del guionista Lawrence Kasdan fue esta notable película neo-noir protagonizada por William Hurt y una por entonces debutante Kathleen Turner. En cierto modo Fuego en el Cuerpo es una película neo-noir tan de manual que una parte de mí no puede evitar verla como un mero ejercicio de estilo. No obstante, la otra parte piensa que aunque sea un neo-noir de puro manual, está tan bien hecha que no puedo evitar posicionarme a su favor.

Hurt encarna a un abogado fracasado que se enamora de la clásica femme fatale, una seductora Kathleen Turner quien, siguiendo la línea de Perdición (1944) de Billy Wilder, está casada con un hombre rico al que deciden matar para fugarse con la pasta. Los mayores puntos a favor de la película son la química entre los dos protagonistas (las tórridas escenas de sexo dieron mucho que hablar en su época) y el cuidado con el que se tratan detalles como ese asfixiante calor que impregna a los personajes o secundarios como Ted Danson encarnando a un fiscal del distrito fanático de Fred Astaire.

Recomendable.

drive
9) Drive (2011) de Nicolas Winding Refn

En este interesantísimo film, el danés Nicolas Winding Refn se propuso retomar la sobresaliente película Driver (1978) de Walter Hill y reformularla, enfatizando su aire neo-noir y la influencia del director francés Jean-Pierre Melville. La influencia de Melville se nota especialmente en su hiératico e inexpresivo protagonista, muy bien interpretado por Ryan Gosling, quien trabaja como chófer en diversos atracos.

Es cierto que no inventa absolutamente nada y que es muy fácil ser suspicaz con el resultado final cuando uno conoce sus precedentes, pero no por ello hay que caer en el error de desdeñar una película tan disfrutable e impecablemente acabada como Drive. Sobre todo cuando su ritmo tan pausado y su estilo tan alejado de las convenciones del género suponen una bocanada de aire fresco respecto al estilo de la mayoría de thrillers actuales.

largoadios

8) El Largo Adiós (1973) de Robert Altman

Es cierto que El Largo Adiós (1973) no es una película tan redonda como otras de las de esta lista, pero creo que a cambio parte de una propuesta muy interesante: tomar la clásica novela de Raymond Chandler y a su investigador privado Philip Marlowe y situarlos en el contexto actual de entonces, es decir los años 70. Según Altman, la idea era hacer como si Marlowe (cuyo nombre aquí es cambiado, muy significativamente, a “Rip Van Marlowe”) hubiera estado dormido durante 20 años y despertara en un mundo diferente en el que intentara comportarse como hacía en los años 50.

La idea es muy interesante y ya justifica su visionado, pero a la práctica el resultado final no llega a ser tan sobresaliente como uno desearía. No obstante tiene su gracia ver a Marlowe codeándose con fumadores de marihuana y jóvenes chicas que dan fiestas desnudas. Otro punto a favor es el acierto de contar con Elliott Gould como protagonista, un actor por el que Altman sentía debilidad y que escapa por completo de la faceta de hombre duro que le había imprimido Humphrey Bogart fomentando más bien la de perdedor que está de vueltas de todo. Muy interesante.

nochesemueve

7) La Noche se Mueve (1975) de Arthur Penn

Pese a no ser uno de los títulos más recordados de la filmografía de Arthur Penn (Bonnie & Clyde, Pequeño Gran Hombre…), La Noche Se Mueve es seguramente su última gran película, además de un ejemplo impecable de neo-noir clásico con personajes ambiguos, un protagonista perdedor y giros de guión enrevesados.

Aunque no fue un éxito especialmente remarcable en su momento, resulta más que recomendable en gran parte por el infalible Gene Hackman y la curiosidad de ver a una adolescente Melanie Griffith en uno de los papeles secundarios.

7b780be82755701ccc69c82a3e656375
6) El Asesinato de un Corredor de Apuestas Chino (1976) de John Cassavetes

Reconozco que este film de Cassavetes entra un poco con calzador en la definición más estricta de neo-noir, pero no me he resistido a incluirlo para darle un poco de heterogenidad a esta lista, ya que por estilo no tiene absolutamente nada que ver con el resto. De entrada partimos de la base de que estamos ante un film de John Cassavetes donde por tanto es él quien marca las reglas del juego y no los códigos del género. La base argumental es la clásica historia de un hombre que se ve chantajeado por una serie de gángsters para cometer un asesinato saldando así su deuda con ellos. El hombre en este caso es el propietario de un local de variedades y la víctima el corredor de apuestas chino que menciona el título.

No esperen femmes fatales ni intensas escenas de suspense. De hecho ni siquiera hay demasiada violencia, ya que Cassavetes detestaba mostrarla en pantalla. Como de costumbre, el director neoyorkino lleva la historia a su terreno y utiliza esa trama tan alejada de sus coordenadas habituales para centrarse en lo que le interesa: la exploración de los personajes y de esos momentos “vacíos” que les rodean. Como es de esperar, el trabajo de dirección de actores es extraordinario, con un Ben Gazzara inmejorable.

aquemarropa

5) A Quemarropa (1967) de John Boorman

A Quemarropa es una de esas películas a las que el tiempo ha otorgado el estatus de culto pese al fracaso comercial que supuso en su estreno. En ella tenemos a Lee Marvin en uno de los mejores papeles de su carrera, encarnando a un hombre dispuesto a todo con tal de vengarse de un amigo que le traicionó quitándole su parte de un robo que han cometido e incluso a su mujer. En su momento el film destacó sobre todo por el alto nivel de violencia que contenía, pero siempre tratada de una forma estilizada.

Tanto el estilo como el contexto están íntimamente unidos al San Francisco de finales de los 60, pero por fortuna ha envejecido magníficamente, siendo considerada hoy día la mejor obra de John Boorman junto a Defensa (1972).

serienoire
4) Serie Negra (1979) de Alain Corneau

La primera vez que vi Serie Negra les aseguro que acabé descolocadísimo y sin saber cómo asimilar lo que estaba viendo. No sabía si reír, indignarme, levantarme del sofá a aplaudir o quitar la película a la mitad. En todo caso no es una película que deje indiferente, para nada.

El material base es una novela del prestigioso Jim Thompson (1280 Almas, El Asesino Dentro de Mí...), cuya oscurísima y desencantada visión del mundo ha sido un referente en la novela negra. A falta de haber leído el original, me resulta difícil de creer que el libro transmita tanto como la película esa sensación de delirio que impregna todo el metraje. El protagonista es un representante de comercio absolutamente desquiciado y descontrolado encarnado por Patrick Dewaere, cuya actuación es de esas que no se olvidan, absolutamente excesiva y esperpéntica. Para mí la película es él, por mucho que el director Alain Corneau y el guionista Georges Perec hicieran un gran trabajo.

Su personaje es un caradura sin escrúpulos, quien conoce a una adolescente que vive con una tía suya que guarda una gran fortuna. La chica se encapricha de él, y éste se aprovecha de su inocencia para planear el asesinato de la anciana y llevarse el dinero. A partir de aquí todo saldrá mal como rigen las convenciones del género, pero la gracia está en que éste no es otro perdedor más, sino un personaje excesivo y desbocado que en su afán por cometer el crimen perfecto acaba creando situaciones crueles y de puro humor negro. Una película increíble.

laconfidential
3) L.A. Confidential (1997) de Curtis Hanson

Hay veces en que un director vive un repentino e inesperado bombazo con una película que luego jamás se ha visto capaz de superar. El enorme éxito de crítica y público del que gozó L.A. Confidential en su momento creo que no se lo esperaba ni el propio Curtis Hanson, consiguiendo incluso algunas nominaciones a los Oscar, lo cual tiene mérito si tenemos en cuenta lo poco que se toma en serio la academia los thrillers.

Se trata de una adaptación de la obra de mismo título de James Ellroy, un autor contemporáneo de novela negra que propone a su vez una revisitación del género igual que se había hecho en el mundo del cine. El resultado es un film entretenidísimo y eficaz, impecablemente realizado y con un reparto muy acertado (incluso en los papeles a actores más limitados) que incluía a Russell Crowe, Guy Pearce, Kim Basinger y Danny DeVito.

  muertentrelasflores
2) Muerte entre las Flores (1990) de los hermanos Coen

El homenaje que hicieron los hermanos Coen al cine negro acabó siendo no solo una de sus mejores películas sino uno de los mejores ejemplos que existen de neo-noir. Inspirándose en La Llave de Cristal y Cosecha Roja de Dashiell Hammett, elaboraron un complejo guión propio ambientado en la época de la Prohibición en que dos bandas de gángsters se encuentran enfrentadas por conseguir el dominio del negocio del alcohol.

Como es habitual en los Coen, su tratamiento del género no busca ser una mera revisitación e impregnan el film de sus habituales toques de humor y su característica galería de personajes extravagantes. Magnífica.

chinatown

1) Chinatown (1974) de Roman Polanski

Si hablamos de neo-noir la película por excelencia es Chinatown (1974). Dejando de lado las preferencias personales, Chinatown es el film-noir. Y no deja de ser curioso si tenemos en cuenta que el film noir es un género muy marcadamente americano, porque este proyecto fue dirigido por un cineasta polaco que por entonces no había dirigido ninguna película de ese estilo y que tan solo había trabajado una vez en los Estados Unidos. No obstante, aquí demostró su versatilidad, con un estilo de dirección más sobrio y elegante.

Siendo justos cabe reconocer el mérito de dos nombres más que no suelen citarse: el productor Robert Evans y el guionista Robert Towne. El primero por apostar por Polanski, quien entonces estaba de capa caída encadenando dos fracasos de taquilla seguidos. El segundo por escribir el que está considerado uno de los mejores guiones de la historia del cine (y no es una mera apreciación personal, está considerado como tal). Y claro está, también tenemos al inmortal Jack Nicholson en uno de sus mejores papeles encarnando al detective privado. O Faye Dunaway, que ofrece una buena actuación pese a que se llevó a muerte con Polanski (en una ocasión le lanzó al director un vaso de orina en protesta por tener que hacer docenas de tomas de cada plano). Y por supuesto el director y actor John Huston en un personaje secundario inolvidable. Y el mítico cameo de Polanski como matón. Y la clásica banda sonora de Jerry Goldsmith. Y uno de los mejores finales de la historia. Y “Olvídalo Jake, es Chinatown“…

silenciodeunhombre
+1) El Silencio de un Hombre (1967) de Jean-Pierre Melville

Obviamente, si habíamos citado Drive, no podíamos dejar de mencionar uno de los más obvios referentes de la película que es El Silencio de un Hombre, aunque otras películas del propio Melville como El Círculo Rojo (1970) también habrían merecido aparecer por aquí.

Melville fue uno de los grandes renovadores del cine negro partiendo de los clásicos argumentos del género pero aplicándoles su estilo tan personal. A diferencia de las clásicas películas negras, en el cine de Melville abundan los silencios y los personajes hieráticos. No hay ningún diálogo superfluo, a menudo los gestos bastan y sobran para que los personajes se entiendan entre ellos. El protagonista de El Silencio de un Hombre es un ejemplo paradigmático: un asesino a sueldo que sigue un código de valores propio, interpretado por un soberbio Alain Delon en el que para muchos es el papel por el que más le recordaremos.

El cine de Melville es por tanto uno de los mejores ejemplos de lo que puede aportar el neo-noir: tomar los códigos de un género y darles un enfoque distinto al que aportan los films clásicos. Esencial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s