10+1 anécdotas en los mundiales de fútbol

copa del mundoTrofeos que desaparecen, jugadores acusados de robos en exclusivas joyerías, equipos que exigen jugar descalzos… La Copa del Mundo no es sólo una reunión de jóvenes en la flor de la vida famosos y juerguistas o audiencias televisivas de miles de millones de personas, existe también una contra-historia repleta de momentos surrealistas y prácticamente desconocidos.

Apenas unas pocas horas después del partido inaugural de la vigésima edición de la competición deportiva, con permiso de los Juegos Olímpicos, más importante del planeta, aquí podréis encontrar algunas de las anécdotas más sorprendentes y curiosas que han ocurrido a lo largo de los casi 100 años de historia de los mundiales, con y sin balón en los pies.

Moore

10) El ladrón de “Bobby” Moore 

Robert Frederick Chelsea, mas conocido como“Bobby”  Moore, fue un defensor inglés que destacó por su gran calidad técnica. Considerado uno de los mejores defensores de la historia del fútbol. Practicamente desarrolló su carrera futbolista en el club inglés del West Ham. Capitaneo al equipo londinense así como a la selección inglesa. Precisamente fue en la Copa del Mundo de 1966, que se celebró en el Reino Unido, conquistó su único título mundialista. Aún se discute el gol que proclamó a los ingleses campeones tras ganar a la selección de Alemania Federal después de un polémico gol.

La controversia no abandonó a “Bobby” ya que cuatro años más tarde en el Mundial que se celebró en México 1970, fue acusado de robar un brazalete millonario de la joyería del Oro Verde del Hotel Tequendama donde se hospedaban los ingleses. Según las malas lenguas ese brazalete era para regalárselo a un prostituta. El futbolista fue encarcelado hasta que finalmente devolvió la pulsera. Sin duda un mal inicio de mundial.

Pickless

9) En busca del trofeo perdido

El Mundial que se celebró en Inglaterra en 1966 es recordado por sus ciudadanos. Primero porque su selección se alzó con el título después de una dura final contra la selección de Alemania Federal. Este partido aún es muy recordado por ambas aficiones ya que los ingleses se llevaron la victoria después de un muy polémico gol que aún genera controversia.

Segundo porque antes de que diera comienzo el mundial la organización del evento fue puesta en jaque. El trofeo que estaba expuesto en una iglesia de Westminster desapareció. No se supo nada durante ocho días hasta que un perro de nombre Pickles la encontró en el jardín de una casa. El ladrón fue condenado a dos años de calabozo mientras Pickles logró gran popularidad y fue exhibido durante la inauguración del mundial, transmitido por primera vez en televisión.

El dicino manco

8) Un manco divino

Una de las figuras que destacaron en el mundial de 1930 celebrado en  Uruguay, fue precisamente uno de sus paisanos, Héctor Castro.

Castro tiene el privilegio de ser el primer jugador uruguayo que anotó un gol para su selección en una fase final de un mundial. El gol fue suficiente para derrotar a la selección del Perú por un gol a cero. Ese fue su mundial, ya que su selección logró llevarse el título tras derrotar en la final a Argentina. Castro fue apodado el “Divino Manco” debido a la pérdida de una de sus extremidades en un accidente con una sierra eléctrica. Hecho que no le impidió jugar a fútbol al más alto nivel. Eso sí que eran otros tiempos. ¿Os imagináis hoy en día?

India

7) ¿No podemos jugar descalzos? Pues nos vamos

La primera edición de la Copa del Mundo celebrada después de la Segunda Guerra Mundial tuvo como país anfitrión a Brasil. Varias selecciones renunciaron acudir a la cita por cuestiones políticas a pesar de haberse clasificado.

Este no fue el caso de la selección de la India. Éstos no aceptaron acudir a Brasil, a pesar de tener los billetes ya comprados, ya que algunos hindúes pretendían jugar descalzos, tal como lo habían hecho en los Juegos Olímpicos de Londres 1948. La FIFA no aceptó su petición y no se presentaron. Éste mundial se realizó con tan sólo 13 equipos participantes. Para haceros una idea, el mundial de Brasil cuenta con 32 equipos participantes.

Maracanazo

6) El público dicta sentencia

Seguramente una Copa del Mundo no sería lo mismo si no despertara las pasiones que despierta en sus seguidores. Muchos de ellos, son capaces de todo y más por tal de poder asistir a algún partido que juegue su selección.

Esto es lo que pasó en Brasil 1950 cuando en una de las finales que han pasado a la historia de los mundiales, más de 205.000 espectadores presenciaron el partido en directo. ¿Os imagináis dos Camp Nou llenos a reventar? El partido que enfrentó a la selección anfitriona, Brasil, contra Uruguay es mas conocido como el “Maracanazo”. Contra todo pronóstico la selección uruguaya se alzó con el trofeo. Según la organización 173.830 espectadores pagaron su entrada. Eso quiere decir que 31.170 espectadores se colaron. Esta final contrasta con la que se disputó en el mundial de Montevideo en 1930 a la que acudieron tan sólo 300 espectadores.

Milla

5) Los cuarentones

Hay que recordar que a ciertas edades no es bueno practicar deporte. Muchos médicos aconsejan llevar una vida sana.  Practicarlo a cierta edad, pero responsablemente. Los futbolistas, no tienen mas de 35 años cuando acostumbran a anunciar su retirada. De todas formas siempre queda alguno que se resiste a la jubilación anticipada.

Este es el caso del camerunés Roger Miller más comúnmente conocido como “Roger Milla”, quien cambió su apellido para que sonara más africano. Pues bien, Milla, tiene el honor de ser el jugador con más edad que ha disputado una fase final de un mundial. A sus 42 años cosechó una de las más destacadas actuaciones en el  Mundial de Italia 1990 y hasta logró anotar un tanto. Pat Jennings con 41 años y Dino Zoff con 40 le siguen lo pasos. Eso sí, cabe remarcar que estos últimos eran guardametas y no debían corrían demasiado.

Fabbri

4) Por la puerta trasera

La Copa del Mundo de Inglaterra 1966, aparte de fue robada unos meses antes como ya he comentado y de ser uno de los mundiales más corruptos que se recuerda, también pasó factura a la selección italiana. Corea del Norte contra todo pronóstico eliminó a Italia con un gol de Pak Doo Ik quien a sus 31 años ejercía de dentista y militar en la ciudad de Pyongyang.

En realidad, todos los integrantes de la selección norcoreana eran comandantes solteros del ejército, condición que debían cumplir para integrar el equipo. Sin ningún tipo de reparo, los norcoreanos ya habían sacado sus pasajes de vuelta. Sin embargo, saltó la sorpresa y quién tuvo que volver a casa fue la selección italiana. El seleccionador italiano, Edmondo Fabbri, previendo los incidentes a su llegada a Roma, ni corto ni perezoso, decidió cambiar de destino y aterrizaron en la ciudad de Génova. Además lo hicieron de noche para evitar a los hinchas. A pesar de todo, la selección fue recibida a tomatazo limpio en el aeropuerto genovés. Los planes de Fabbri salieron mal desde el principio.

Jugadores italianos que disputaron aquel encuentro, declararon más tarde que algunos futbolistas norcoreanos, aprovechando su similar aspecto, se cambiaron en la media parte del encuentro por otros compañeros. Excusas de mal perdedor, ya que este hecho nunca ha sido confirmado.

Cuba1938

3) ¿Jugamos hoy? No me va bien

La selección de Cuba fue uno de los 15 equipos que participaron en la Copa del Mundo de 1938 celebrada en Francia. De esta manera Cuba se convertía en la primera selección caribeña en participar en una fase final de un mundial. A pesar de que en Cuba el deporte más popular es el béisbol, la selección cubana, más conocidos como “los leones del caribe” ,consiguieron acabar en una más que meritoria 7ª posición.

En el partido que enfrentaba a la selección cubana con la selección de Rumanía, el portero titular cubano no pudo jugar ya que fue requerido para comentar el partido por radio. ¿Os imagináis a Messi abandonando el terreno de juego para subir a la cabina de comentaristas…? ¡Eran otros tiempos!

Corea del norte 66

2) Hazte futbolista, hijo

La sonada eliminación de Italia a manos de Corea del Norte en el Mundial de Inglaterra de 1966, a parte de ser una sorpresa para los espectadores fue el mayor éxito de los norcoreanos en un mundial. Fueron el primer equipo asiático en pasar a segunda fase. Ese mundial sirvió para rendir homenaje a los jugadores norcoreanos ya que el director Dan Gordon realizó un documental sobre dicho hito “The game of their lifes”.

Sin embargo, quien mejor parte se llevó de esa hazaña histórica fueron los jugadores que integraban aquella selección. Para preparar aquel mundial los jugadores fueron concentrados en la URSS, retirados de sus trabajos y todos hechos comandantes del ejercito. Vaya que si eras bueno en esto de la pelota tenías el retiro asegurado.

Uruguay 1950

1) ¡¿Quién manda aquí?!

Ahora que los menos futboleros ya sabéis qué es el Maracanazo, puedo explicaros que les sucedió a los jugadores uruguayos después de dicha hazaña.

Mejor dicho, qué les pasó a los dirigentes uruguayos quienes en un alarde de humildad decidieron darse a sí mismos una medalla de oro. El hecho no deja de ser curioso ya que normalmente se homenajea a los jugadores. Sin embargo a ellos se les otorgó una medalla de plata y, eso sí, también dinero. A eso sí que se le llama trabajo en equipo, ¡lo demás son tonterías!

Mussolini

+1) “Vencer o morir”

Eso fue lo que Benito Mussolini le mandó en un telegrama al capitán de la selección italiana, Guiseppe Meazza en el mundial de 1938 que se celebró en Francia. A la vista está que tuvo su éxito. A ver quien era el graciosillo que pasaba del telegrama o le llevaba la contraria a Benito.

De todas maneras, el mensaje que el fascista italiano envió tuvo el efecto deseado. A pesar del duro camino mundialista, Italia logró defender y revalidar el título de campeón del mundo. Meazza recordará toda su vida el penalti que tuvo que lanzar aquel día.  El capitán era el encargado de lanzarlos. No había peor día para que el elástico de sus pantalones se rompiera. El intrépido Meazza no dudó en lanzarlo, seguramente tenía en mente a Mussolini. Con la mano izquierda sostuvo los pantalones y se decidió a lanzar. Afortunadamente, el balón entró y los lombardos pudieron defender el título conseguido cuatro años atrás y revalidarlo. Seguro que Mussolini volvió a enviar algún que otro telegrama a su querido capitán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s