10+1 muertes históricas más curiosas

ripAunque resulte una obviedad, lo más preciado que tiene el ser humano, o cualquier ser vivo, es su vida, ya que sin ella nada se puede hacer. En el siguiente 10+1 os desvelamos cómo se fueron a criar malvas un puñado de personajes históricos, más o menos famosos, algunos de forma realmente absurda, otros agarrándose a la vida como si no hubiera un mañana y otros con una sonrisa en la cara. En cualquier caso, ninguno de ellos vivió para contarlo.

françois vatel

10)  Antes muerto que incompetente

El conocido chef francés François Vatel, creador de la famosa crema Chantilly (murió en esa ciudad), tuvo una dilatada carrera entre fogones, pasando por distintas casas de gente noble hasta que fue contratado por Luis II de Borbón-Condé.

El príncipe de Condé era un noble venido a menos, por lo que decidió invitar al Rey Luis XIV y a toda su Corte a su casa, para participar en una fiesta de tres días, con más de 3000 invitados. Una de las principales actividades para agasajar al Rey era organizar fastuosos banquetes y es aquí donde el bueno de Vatel entra en acción.

Para organizar tan titánico festín solo dispuso de 15 días para hacer la compra y empezar a elaborar todo lo que pudiese del menú. Sin embargo, el primer día del banquete todo empezó a ir mal y los problemas en la cocina se multiplicaban. El detonante fue que el pescado encargado no llegaba y, antes de ser considerado un incompetente, decidió acabar con su vida atravesándose con una espada.

Algunas versiones dicen que el cadáver fue hallado por un ayudante suyo que iba a informarle que el pescado ya había llegado…

Adolfo Federico de Suecia

9) Comer hasta morir

Aquella famosa frase de “Como siga comiendo va a reventar” podría haberla hecho válida y cierta el siguiente personaje. Adolfo Federico de Suecia fue un monarca cuyo reinado se vió eclipsado por la fuerte importancia de el Parlamento, pero como no todo iba a ser malo pasó a los libros de historia por haber muerto de una indigestión.

Si por algo era famoso este monarca era por comer sin freno, hasta que un buen día de 1771 su gran pasión lo envió a la tumba. Después de degustar un interminable menú a base de langosta, caviar, col, ciervo, arenques… decidió repetir 14 veces el postre. Se sirvió semla, un postre típico sueco hecho a base de harina, crema, pasta de almendras, canela en polvo y presentado dentro de un tazón de leche caliente.

Su cuerpo no pudo digerir tal cantidad de comida, por lo que murió indigesto pero con el estómago bien lleno, el mejor alimentado del cementerio.

felix-faure

8) El sexo mata

Félix Faure fue el sexto Presidente de la flamante República Francesa, quien fue hallado muerto el 16 de febrero de 1899 mientras hacía el amor con Marguerite Steinheil, su amante. La versión oficial cuenta que el sobreesfuerzo para realizar el acto sexual le produjo un derrame cerebral que lo envió al otro barrio.

Pero sus detractores, tan humanos ellos, empezaron a hacer circular rumores de diversa índole. El primero afirmaba que el Presidente había muerto mientras su amante le hacía una felación; el segundo es algo más escabroso y decía que Faure había muerto en un prostíbulo de París mientras practicaba sexo con una prostituta, quien al darse cuenta que el Presidente había muerto entró en estado de shock. Por si fuera poco, añadieron que los servicios médicos tuvieron que separarlos cortando el pene del Presidente. Quizá se pasaron inventándose cosas.

En cualquier caso, supondremos que murió feliz.

franz reichelt

7) Vuela amigo, vuela alto

Franz Reichelt fue un prestigioso sastre afincado en París de orígen austriaco. Además de hacer trajes de diverso pelaje, Reichelt sentía pasión por la aeronáutica y dicha afición le había llevado a leer libros de Leonardo Da Vinci.

En uno de ellos encontró una especie de paracaídas-capa que decidió probar. Cogió a un maniquí, se lo puso y lo lanzó desde la Torre Eiffel. Como era de esperar, el maniquí se estrelló contra el suelo pero Franz argumentó que era porque el muñeco no había podido abrir los brazos para planear.

La cuestión es que nuestro inefable sastre decidió probarlo él mismo. Es lo que suele pasar con los simulacros, cuando salen mal uno decide probarlo por sí mismo para jugarse el pellejo… o no, pero Franz lo hizo.

Habló con las autoridades de la Torre Eiffel para realizar el experimento. Estos dijeron que no tenían inconveniente (¿Quiénes son ellos para evitar un acto suicida?), pero que la policía tenía que estar de acuerdo. Tras diversas negociaciones la policía aceptó tras firmar varios documentos donde Franz se hacía responsable de lo que pudiera pasar.

Y pasó lo que tenía que pasar, se lanzó desde la Torre y se estrelló contra el suelo, por mucho que abrió y batió las alas. No, no hubo final feliz.

rasputin

6) Rasputín el inmortal

Rasputín fue un monje ruso que tuvo una notable influencia en la corte zarista tras conseguir controlar la hemofilia del hijo del zar. Tal era su poder que prácticamente ningún nombramiento o destitución se llevaba a cabo sin su consentimiento.

Este poder molestó tanto a la clase aristocrática que acabaron planeando su asesinato. Entre ellos se encontraba el Gran Duque Dmitri Pavlovich, quien se presentó en palacio con la excusa de visitar a la hija del zar. Consigo llevaba unos dulces trufados de cianuro potásico, en tal cantidad que podía matar a cinco personas.

Rasputín se los comió y, a pesar de acabar por el suelo, no murió. El príncipe Yusupov, cómplice de Pavlovich, sacó la pistola y le descerrajó un tiro. Seguros que habían acabado con él, llamaron a otros conspiradores que, al llegar, se dieron cuenta que seguía vivo y le dispararon alguna vez más.

Pero parecía que el monje no tenía ganas de morirse, así que lo cogieron y lo tiraron al río helado, donde fue hallado muerto tres días después. Para acabar, encontraron agua en sus pulmones, lo que certifica que aún estaba vivo en el momento de caer al agua.

No sabemos cuanto hay de leyenda en esta historia, pero si que podemos asegurar que Rasputín era un hueso duro de roer!

felipe II

5) Muerte por piojoso

Felipe II, apodado El Prudente, fue monarca de España que gobernó durante la segunda mitad del Siglo XVI, teniendo a su cargo España, Portugal, las Indias, Nápoles, Sicília…

Lo normal es que tan magno Rey hubiera tenido una muerte más digna, pero lo cierto es que agonizó en su lecho de muerte durante 50 días, en el Monasterio de El Escorial. Allí tuvo que soportar terribles dolores y altas fiebres, provocadas por la ptiriasis, una infestación masiva de piojos, que le provocó gravísimas erupciones cutáneas y llagas e, incluso, la muerte.

Al menos la historia lo ha tratado bien y le ha mantenido el apodo de El Prudente en lugar de El Piojoso.

mantequilla

4) Mantequillofobia

Podríamos pensar que la mantequilla puede matarte si consumes grandes cantidades, aumentando el colesterol de forma alarmante y que se te forme un dique de contención en una arteria. Aún así, parece poco probable. Pero, ¿Que la mantequilla te mate de miedo?

Eso al parecer fue lo que le sucedió al poeta y orador Gaspar Balaus, quien vivía con la obsesión de estar formado de mantequilla, viviendo en permanente estado de pánico, por lo que evitaba acercarse a cualquier sitio que desprendiera calor, para no derretirse.

Un día en que el Sol abrasaba, Gaspar fue corriendo a un pozo y se lanzó, para no derretirse. Y no se derritió, pero si se ahogó. De esto podemos deducir que la mantequilla no sabe nadar.

225px-Arthur_Aston

3) La muerte pata-palo

Lo que se podría haber considerado como la típica historia de superación humana, se tornó en una muerte horrenda. Arthur Aston, fue un soldado que participó bajo el mando de Carlos I de Inglaterra en la reconquista de Irlanda.

Gracias a sus méritos incluso logró ser nombrado Gobernador de Oxford, pero un día, tras caerse de su caballo, perdió una de sus piernas, suceso que lo alejó del cargo. Lejos de darse por vencido, se colocó una pata de palo y volvió al ejército, esta vez bajo los designios del conde de Ormonde.

En Drogheda ofrecieron una feroz resistencia, pero el enemigo finalmente se llevó la victoria y capitularon ante las tropas de Oliver Cromwell. Los soldados vencedores no tuvieron piedad, y a pesar de negociar una rendición sin ejecuciones, no fue así.

La peor parte se la llevó Aston, puesto que sus captores pensaban que en su pata de palo escondía oro. Tras ver que no escondía nada, se la arrancaron y con ella misma lo apalearon hasta morir.

esquilo[1]

2) Calvo como una… ¿roca?

Esquilo fue un dramaturgo griego que pasó a los anales de la historia por ser el principal creador de la tragedia griega. El oráculo le vaticinó que moriría aplastado en el derrumbe de una casa, pero no fue así.

A pesar de haber participado en distintas guerras como las de Salamina y Maratón, el futuro le deparó una muerte mucho más delirante. Un águila dejó caer a una gran tortuga contra la calva del dramaturgo, para intentar romper el caparazón y podérsela comer, pero confundió la calva del escritor con una roca.

El golpe le destrozó el cráneo y murió fulminantemente.

1) Los hipopótamos magnicidas

Según los escritos del historiador Julio Africano, el primer Faraón de Egipto, llamado Narmer, murió aplastado por un hipopótamo.

Pero tan ¿entrañables? animales estaban decididos a seguir cometiendo magnicidios, así que su sucesor, Aha, también murió a causa de este animal. Mientras disfrutaba de una cacería, un hipopótamo se abalanzó contra él y las heridas que le causó fueron tan graves que nada pudo hacerse por su vida.

Hipopótamos 2 – Faraones 025artsbeat-williams-articleInline

+1) Entaponado

El famoso escritor americano Tennessee Williams, conocido por libros como Un tranvía llamado deseo La noche de la iguana murió a los 71 años de forma bastante accidental.

Fue hallado muerto en la habitación de un hotel, donde la policía encontró multitud de medicamentos y alcohol. A pesar de que muchos dicen que fue asesinado, la versión oficial sostiene que debido al estado en el que se encontraba el escritor con el festín etílico, intentó abrir uno de los botes de medicamento con la boca, tragándose el tapón que le obstruyó las vías aéreas y provocó su ahogamiento.

Anuncios

Un comentario en “10+1 muertes históricas más curiosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s