10+1 mejores discos de country-rock

c93a9452f4d9aa2f52c0743918e51049d596aa54Amigos lectores, nos encontramos ya en mitad del caluroso verano – de nuevo doy por hecho que nos leen desde el hemisferio norte, pero por si acaso ahí va un cariñoso saludo a nuestros posibles lectores del hemisferio sur – y su blog de cabecera continúa en activo en este caso para proponerles algunos discos bastante apropiados para escuchar en estas fechas. En esta ocasión les ofrecemos una lista de los 10+1 mejores discos de country-rock, ideales para escuchar mientras conducen por una carretera desértica o, en su defecto, en el balcón de su casa mientras beben una Fanta de naranja. Una vez más, no me sean quisquillosos con los límites del género, únicamente he intentado no combinar rock sureño (Lynyrd Skynyrd, Allman Brothers Band) con country-rock, ya que aunque comparten influencias y marcas de estilo, no son lo mismo. Pónganse cómodos y disfruten de nuestra selección.

MI0000037126

10) Pure Prairie League – Bustin’ Out (1972)

Si algo se le puede reconocer a este disco es que la portada deja bien claro cuál es el contenido del disco y en qué ámbito nos movemos. Efectivamente, no se trata de un disco de punk ni de rock sinfónico, sino country-rock puro y duro. Los Pure Prairie League son uno de los grupos por excelencia del género y fue su segundo disco, Bustin’ Out el que les proporcionó su primer y ansiado éxito con la canción “Amie”, sin el cual el grupo se habría separado con toda probabilidad.

Como el mundo del rock está lleno de conexiones curiosas e improbables, en este caso cabe mencionar que los arreglos orquestales los hace Mick Ronson, el guitarrista de David Bowie por entonces. Efectivamente, existe un vínculo directo entre el Bowie glam-rock y la música country.

White-Light

9) Gene Clark – White Light (1971)

Gene Clark empezó su carrera en los Byrds – una referencia obligada en la música rock americana de los 60 que volveremos a mencionar más adelante – pero decidió dejar el grupo por haberse visto relegado a un plano más secundario y porque su pánico a volar no le predisponía muy a favor de hacer giras.

A partir de aquí probó suerte formando otros grupos y luego se lanzó en solitario con obras poco conocidas pero maravillosas como la que nos ocupa hoy. Se trata de un disco de corte más intimista tal y como sugiere su preciosa portada, en el que se pone en relieve ante todo el infravalorado talento de Clark como compositor.

EaglesDesperado
8) Eagles – Desperado (1973)

Los Eagles son los máximos representantes de uno de los estilos musicales que más éxito gozó en los años 70: el country rock dorado con la armonía del pop, una puerta que abrieron los geniales Crosby Stills & Nash y que dio pie a docenas de bandas que partían de una base country-rock con la que construían preciosas armonías vocales. Los tres primeros discos de los Eagles son uno de los mejores exponentes de este tipo de música: las composiciones son impecables, con buenas melodías pegadizas y unos coros que se enganchan al instante. Encajaban perfectamente para sonar en la radio pero seguían manteniendo aún ese apego al country-rock que fueron dejando poco a poco de lado.

De todos ellos mi favorito es Desperado, en cuya portada jugaron a hacer el papel de delincuentes del viejo oeste. En su interior hay bonitas baladas tanto a piano como en guitarras acústicas, temas más country y momentos más rockeros.

tumblr_kzpsbsQh931qz7iyl
7) The Flying Burrito Brothers – The Gilded Palace of Sin (1969)

Bajo el que es sin duda uno de los nombres de grupo más cachondos que se hayan inventado se encontraban dos músicos absolutamente básicos en esto del country-rock: Gram Parsons y Chris Hillman. Ambos se conocieron en los Byrds, a los cuales ya mencionamos al hablar de Gene Clark, y juntos cambiaron el rumbo musical del grupo acercándolo al country con el disco Sweetheart of the Rodeo (1968). La cosa no acabó de cuajar a nivel comercial – básicamente los fans fliparon al escuchar este cambio estilístico tan inesperado, sobre todo porque en esa época el country aún era visto como un género para viejos que no encajaba con el rock – pero Hillman y Parsons hicieron migas. Así pues, ambos dejaron los Byrds y decidieron vivir nuevas aventuras por su cuenta dando rienda suelta a su amor por el country.

Y así nacieron los Flying Burrito Brothers, que utilizaron como carta de presentación este The Gilded Palace of Sin. La combinación entre country puro y rock hoy día nos sorprende menos, pero en aquel entonces no acabó de agradar al público, ya que el álbum fue un fracaso comercial. Poco después, Gram Parsons iniciaría una breve carrera en solitario y Hillman se movería en otros grupos del estilo. Con el tiempo su debut pasaría a ser una obra de culto.

jj-cale-naturally-1971-front-large
6) J.J. Cale – Naturally (1971)

J.J. Cale es uno de esos casos únicos en la historia del rock. Podrá gustar más o menos su estilo, es cierto que nunca se movió de su registro (él mismo era el primero en reconocerlo) pero este músico tímido y modesto consiguió labrarse una reputación que le ha merecido el respeto de la crítica y de gente como Eric Clapton y Neil Young, quienes seguramente entienden un poco de música.

De hecho el primer éxito de su carrera le llegó antes de poder grabar su debut. Clapton le conoció cuando Cale estaba intentando meterse en el mundo de la música y decidió versionar su tema “After Midnight”, que tuvo un éxito sonado. A raíz de eso le animaron a grabar su primer disco – por entonces Cale había decidido olvidarse de ser músico profesional – y a partir de aquí consiguió formar una de las pocas carreras de la historia del rock realmente coherentes. El disco suena casi como una demo, las canciones son muy breves y al recién iniciado le parecerá que este tipo canta con cierta apatía. Pero la autenticidad que destila está fuera de cualquier duda, no hay duda de que con esta sencilla fórmula básica Cale conseguía crear una música muy especial.

The-Band-The-Band1

5) The Band – The Band (1969)

El debut de The Band en 1968 supuso un soplo de aire fresco en una escena musical por entonces dominada por el rock psicodélico y sonidos cada más potentes y complejos. La que había sido la banda de acompañamiento de Bob Dylan apareció de repente ofreciendo un sonido que bebía directamente de sus raíces musicales y que se manifestó más que nunca en su segundo álbum homónimo.

Para mí es este disco mucho más que su primera obra el que mejor resume la esencia del grupo y su querencia por ese tipo de música. El sonido tan auténtico refleja  su interés por el country, el folk y el rock ‘n’ roll más esencial pero además transmite esa sensación de comunidad, de grupo que trabajan juntos y suenan como un todo hermanado. Quién sabe, quizá no era así (no soy un experto en The Band) pero es la impresión que transmite este maravilloso disco.

Neil_Young-Harvest-Frontal
4) Neil Young – Harvest (1972)

La carrera de ese testarudo canadiense llamado Neil Young tiene algo de esquizofrénica: tan pronto saca un disco de folk-country precioso como se desmarca con un álbum de ruidoso rock guitarrero, busca – como todo músico profesional – el éxito comercial pero luego, cuando lo ha logrado, lo rechaza instantáneamente con alguna decisión suicida.

Harvest fue el álbum que le encumbró al estrellato, apoyado por ese single infalible que era “Heart of Gold”. Quizá no sea su obra más redonda, pero sí una de las mejores y de las que más fielmente representa quién era Neil Young: hay varios temas acústicos que demuestran que podría haberse limitado exclusivamente a su faceta de folkman si quisiera, un par de baladas a piano con una orquesta sinfónica que no sé muy bien qué pintan y un par de ramalazos rockeros al final. Si no lo conocen es una inmejorable puerta de entrada a uno de los mejores compositores de la historia del rock.

linkwray

3) Link Wray – Link Wray (1971)

Ésta es una pequeña rareza hacia la que siento debilidad. Rareza no sólo por no ser muy conocido sino por venir de quien viene. Link Wray era un músico de rockabilly que se hizo conocido en los 50 con temas como “Rumble”. Con toda la revolución musical de los 60, la posición del guitarrista era algo incierta al igual que le sucedía a algunos de sus compañeros de generación. Y entonces a principios de los 70 de repente hizo un giro inesperado grabando algunos discos de pura música de raíces, tirando hacia sonidos más acústicos.

El mejor de todos es el homónimo, que directamente es uno de mis álbums favoritos. Tiene un sonido muy sencillo y hogareño que lo hace especialmente acogedor, de hecho se grabó con pocos medios en una granja convertida en estudio, y se nota: uno realmente puede notar cómo los participantes en la grabación creaban música a partir de elementos muy básicos. Pero en este caso en vez de ser un inconveniente es un punto a favor, el tipo de composiciones agradecen este tratamiento, y las canciones son tan buenas que se sostienen en un formato básico.

unclecharlie

2) The Nitty Gritty Dirt Band – Uncle Charlie & His Dog Teddy (1970)

Pese a no ser tan recordados como merecerían entre los aficionados al rock, la Nitty Gritty Dirt Band fueron una de las grandes bandas pioneras en el surgimiento del country-rock como género musical. Tienen en su haber una de las obras clave del género, Will The Circle Be Unbroken (1972), hora y tres cuartos de country interpretado junto a grandes artistas del género… pero he pensado que quizá nuestros amigos lectores encuentren ese disco excesivo y me he decantado por el más accesible Uncle Charlie & His Dog Teddy, que es además mi predilecto.

Para mí éste es uno de esos álbums que tienen el sonido perfecto, la combinación precisa de música rock con las dosis de country necesarias para que se note claramente su deuda con la música de raíces americana pero al mismo tiempo mantenga su vínculo con el rock. Además, lejos de ser un disco reiterativo, la variedad de composiciones lo hace muy ameno de escuchar. A reivindicar.

ccr-willy-and-the-poor-boys

1) Creedence Clearwater Revival – Willy & The Poor Boys (1969)

Si sus padres son de la generación nacida entre los años 50 y principios de los 60 me juego algo a que años atrás tenían en su coche una cinta de la Creedence. La banda liderada por John Fogerty es la banda sonora ideal para conducir no sólo por su sonido tan auténticamente americano sino por su inusitada capacidad para componer tantas canciones tan pegadizas e infalibles que le alegran a uno el día. De hecho, uno de los grandes misterios de la humanidad es qué puñetas le sucedió a John Fogerty en 1969 y 1970, ya que en solo dos años su banda grabó ¡cinco discos! de los cuales ni uno baja del sobresaliente.

Mi favorito de la banda siempre ha sido Willy & The Poor Boys que además es el más apropiado para el Top que nos ocupa, puesto que es el que se acerca más a las raíces de la música americana, comenzando por esa portada tan encantadora que ya da una idea de por dónde van los tiros.
Una auténtica obra maestra, imprescindible en su discoteca, sin importar cuales sean sus gustos musicales.

61tsCtsRwKL._SX300_
+1) The Grateful Dead – American Beauty (1970)

La transformación que sufrio esta mítica banda de San Francisco es una de las más llamativas de la historia del rock. Se hicieron un nombre a finales de los 60 como la banda psicodélica por excelencia dentro del movimiento hippy gracias a sus larguísimas improvisaciones impregnadas de ácido. Y de repente, con el cambio de década dieron un giro radical a su sonido con dos discos en que de repente apostaban por el country-rock. Tenía su lógica, no sólo porque a los miembros del grupo les gustaba también este tipo de música, sino porque aunque sus directos eran míticos, sus discos de estudio no vendían muy bien. Este giro musical hacia un estilo más amable les permitió llegar por fin al gran público.

American Beauty – el título viene de un tipo de rosa pero yo creo que también sirve de referencia a sus raíces americanas que estaban reivindicando aquí – es uno de los discos más bonitos y especiales que he escuchado. Al principio, insensato de mí, me parecía algo aburrido. Ahora es uno de mis discos de cabecera, gracias a las maravillosas diez composiciones que lo integran y a la sensibilidad de sus interpretaciones (atención a los coros en temas como “Attics of my Life” o la impresionante interpretación vocal de Jerry Garcia en “Brokedown Palace“, si no les pone un nudo en la garganta están muertos por dentro). Una joya.

Anuncios

10 comentarios en “10+1 mejores discos de country-rock

  1. Estoy de acuerdo en general con la lista. Me llamó la atención la presencia de Link Wray pero, en efecto, el disco electo es muy agradable. Sweet Heart of Rodeo de los Byrds también podría entrar en la lista. Recordemos que éstos fueron pioneros en el country rock, Y aunque no aparezcan en esta lista, no puede dejarse de mencionarse la contribución a este subgénero por parte de bandas inglesas, particularmente The Rolling Stones y The Kinks quienes cuentan con excelentes piezas country en su repertorio.

    • La verdad es que mirándolo en perspectiva no sé por qué dejé fuera Sweetheart of the Rodeo, quizá para no repetir dos veces a Gram Parsons, pero ya solo por importancia histórica debería haber entrado.

      Sobre las contribuciones de los Kinks y los Stones al género, solo decir que “Dead Flowers” es mi canción favorita de los segundos, ¡con eso digo todo!

  2. Se me ocurrió regresar a revisar esta página para encontrar las referencias musicales que das y volver a escucharlas. En este tiempo he dedicado también algunas horas a la música cajún, y encuentro que en ella hay exponentes que, sin ser considerados parte del country rock, aprecio que han alcanzado un nivel importante de calidad. Me refiero a Beausoleil, a Paul Daigle y The Golden Cajun, a Caleb Klauder y otro buen número de músicos de Louisiana que he conocido sobre todo por su presentación en festivales anuales. Y también me he dado el gusto de armar una colección formidable de Steve Earl que pienso que debe estar entre los máximos exponentes del country rock. Y para no alargarme también podría mencionar a los músicos de Cow Punk que también me encantan. Qué bueno que haya tanto que escuchar.

    • Hola Joaquín. Pues reconozco mi desconocimiento respecto a la música cajún, tomo nota de tus recomendaciones. Sobre Steve Earle, nunca he conseguido engancharme del todo a su música aunque le reconozco su importancia, es seguramente el artista más importante del género en los 80-90.
      Ciertamente lo bueno de la música es que constantemente vas encontrando un nuevo camino por explorar con grupos desconocidos. ¡Un saludo!

  3. Hola Boris, antes que nada gracias por comentar mis comentarios.
    En esta ocasión quiero que recordemos un gran disco de country rock que hemos olvidado y cuyo autor es ni más ni menos que el laureado premio nóbel Bob Dylan; “Nashville Skyline”.

    Respecto a la música cajún, te mando tres enlaces de piezas que me gustan mucho y que son un ejemplo de que está viviendo una época dorada. Ojalá y te gusten.

    Y para rematar, y aprovechando tu gusto por The Band, pongo a tu disposición esta versión que me conmovió enormemente de una de las últimas presentaciones de Levon Helm antes de fallecer, interpretando una de sus mayores piezas “The Weight”.

  4. Estimado Boris, aquí cierro mis comentarios, sólo aprovechando para decirte que yo ya no soy un joven de edad pero sí de espíritu. Cumpliré próximamente 67 años y, a diferencia de hermanos y amigos que renunciaron al rock hace mucho, yo le sigo siendo fiel de todo corazón. Y te diré que yo fui desde los sesenta compañero de ruta de grupos que empezaron con el country rock como The Byrds, de los cuales conocí todos sus discos desde su inicio. Y también escuché cuando apareció el disco que mencionas de The Band, que ha sido para mí uno de los grandes de mi discoteca. La lista de bandas de rock que he escuchado y me gustan son muchísimas, casi diría que incontables. Pero los dos personajes más entrañables del rock para mí son Bob Dylan y Ray Davies. Gracias y hasta la vista.

    • Mil gracias por tus comentarios Joaquín especialmente el último. Es reconfortante saber que hay gente que no abandona el rock con el tiempo (algo por desgracia muy frecuente) y que mantiene intactas sus ganas de seguir descubriendo nuevas cosas. Me alegra comprobar por casos como el tuyo que no siempre es así.
      Un saludo.

  5. Boris, gracias por tus conceptos. No pensaba volver a tu blog, pero no pude evitar compartirte esto que también me conmueve mucho. Y de alguna manera también es country.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s