10+1 mejores sketches cinéfilos de los Monty Python

Les Monty Python, directed by Ian MacNaughtonRecientemente el mejor grupo cómico de la historia – los Monty Python, obviamente,  quién si no – se volvió a reunir después de muchas décadas para participar en unos últimos espectáculos de despedida. Esto sirvió de excusa a su humilde redactor para rescatar algunos capítulos de su serie cómica Monty Python’s Flying Circus, una oda a la locura y la anarquía, imprescindible para cualquier aficionado al humor y persona de bien en general.

Lo que quizá algunos no sepan es que los Monty Python eran todos licenciados universitarios con un alto bagaje cultural. Es por ello que les encantaba llenar sus sketches de referencias cultas para ridiculizarlas. Sería demasiado largo hacer una lista de todos los artistas, políticos y hechos históricos a los que el grupo hizo referencia en las cuatro temporadas de la serie, pero como aquí lo que más nos gusta es el cine les ofrecemos una selección de 10+1 referencias cinéfilas de los Monty Python, desde guiños a directores sesudos a películas más populares.

10) Ken Russell’s Gardening Club

¿Cómo resumir el estilo y el universo personal de un director que durante su carrera como cineasta ha sido capaz de idear cosas como ésta o esta otra y quedarse tan pancho? Los Monty Python consiguieron hacerlo en tan sólo 30 segundos en este breve sketch sobre una supuesta película del realizador británico Ken Russell.

9) La Ventana Indiscreta de Mr. Dibley

A los Python les encantaban los sketches breves en que entrevistaban a personajes absurdos. Éste es un ejemplo de este tipo de gags: una entrevista a un director de cine (Mr. Dibley) que se queja de cómo otros cineastas más conocidos le han robado sus ideas, como la de La Ventana Indiscreta, cuya versión de Hitchcock solo consiguió más fama que la suya porque tenía “a la puñetera Grace Kelly y tres millones de libras más de presupuesto“. Aún así esta versión sigue siendo mejor que el remake de Psicosis perpetrado por Gus Van Sant.

 

8) El falso Luchino Visconti chino

En este gag se toma a uno de los directores más respetados del cine italiano, Luchino Visconti, famoso por sus impecables dramas de época como El Gatopardo (1963). En esta ocasión se nos muestra el rodaje de una de sus majestuosas películas de época en que los personajes deben moverse en bicicletas. Posteriormente descubrimos que él no es el verdadero Visconti sino un chino (!!) haciéndose pasar por él.

7) If (Lindsay Anderson)

Una de las grandes películas emblemáticas del nuevo cine británico de los 60 fue If… (1968) del irregular pero también interesante Lindsay Anderson. Dicho film tenía lugar en un rígido internado y le servía como crítica a las clasistas instituciones inglesas. El momento más recordado de la película por ser tan increíblemente desmadrado y excesivo era cuando al final los estudiantes se liaban a tiros (literalmente) desde la azotea del edificio, dando ideas a futuros psicópatas norteamericanos como los de la masacre de Columbine.

Los Python llevaron esa famosa escena un paso más allá en una brutal entrega de premios que después descubrimos que fue filmada por el mismo Mr. Dibley que les comentamos en en el puesto 9 de esta lista. Hoy día estaría muy cotizado ante tanta demanda de remakes en Hollywood.

6) Mr. Neutron (cine de superhéroes y ciencia ficción)

Los Python tienen dos extensos sketches que parodian el cine de ciencia ficción: el de Mr. Neutron y el de las natillas del espacio exterior que convertían a la gente en escoceses. Ante estas dos posibilidades la opción que parece más obvia por su premisa es la segunda, pero yo me he decantado por Mr. Neutron por varios motivos: pertenece a la última temporada del Flying Circus y demuestra que aunque es inferior a las tres anteriores seguían siendo geniales; la actuación de Graham Chapman como Mr. Neutron es colosal, y la imagen de ver a un genio del mal tomando el té con sus vecinos y declarando su amor a la mujer de la limpieza es algo difícil de olvidar.
Les recomiendo verlo entero.

5) Passolini’s The Third Test Match

Una prueba de que los Monty Python eran gente culta es que a la hora de realizar su primera película, Los Caballeros de la Mesa Cuadrada y sus Locos Seguidores (1975), tomaron como referencia entre otros al cineasta italiano Pier Paolo Pasolini. Y no lo dijeron en broma como provocación, sino que hubo un esfuerzo real en tomarlo como influencia a la hora de recrear los ambientes medievales.

Años atrás ya habían demostrado que sabían de qué iba el cine de Pasolini con este breve sketch en que vemos un partido de cricket tratado por el filtro del célebre director. Teniendo en cuenta lo poco que conozco este deporte, de no saber que esto es un gag podría creerme que todos los partidos son así.

4) The Bishop (James Bond)

Los años 60 fueron también la edad de oro de la serie Bond, que acababa de iniciarse con gran éxito contando con Sean Connery en el papel protagonista. Los Python no podían ser ajenos a este boom y de hecho hicieron varias parodias y guiños a la serie, incluyendo un sketch sobre una absurda trama de espionaje relacionada con dentistas y, claro, el Obispo.

Los títulos de crédito diseñados por el infalible Terry Gilliam son una genialidad, y la interpretación de Terry Jones nos demuestra una vez más qué injustamente ha quedado relegado a un segundo plano respecto a sus compañeros más vistosos.

3) Película subtitulada en francés (Alain Resnais, Jean-Luc Godard)

Además de los ejemplos ya citados a cineastas prestigiosos de los 60 como Passolini y Lindsay Anderson, los Python no se olvidaron tampoco del cine de autor francés de la época, ejemplificado sobre todo en la Nouvelle Vague, un movimiento que se proponía romper con el cine tradicional llevándolo a la modernidad.

El sketch que citamos es una referencia muy obvia al director francés Alain Resnais, quien se hizo célebre en su época con Hiroshima Mon Amour (1959), que destacaba por su estilo tan contemplativo con diálogos existencialistas de la escritora Marguerite Duras, pero también a las películas antisistema de gente como Jean-Luc Godard. La genialidad de los Python es que seguramente apreciaban ese tipo de películas, pero al mismo tiempo se burlaban de ellas sin compasión.

2) La Reina Loca (slapstick)

Cuando nació el cine, una de las primeras cosas que filmaron los cámaras de los Lumière fueron los miembros de la realeza de todo el mundo, ya que el pueblo llano tenía una enorme curiosidad por ver cómo eran los monarcas (hoy día nuestra preocupación es más bien cómo desembarazarnos de ellos o cuánto dinero público están dedicando a apasionantes menesteres privados, pero ése es otro tema).

Por ello la idea de recrear una supuesta filmación muda de una de las reinas más famosas de la historia británica, la Reina Victoria, es especialmente acertada. Pero lo de convertir esa filmación en un corto de slapstick ya lo eleva a genialidad. Maravillosa forma de burlarse de todo un icono británico.

1) Scott del Sahara (Lawrence de Arabia)

No podía faltar una parodia a las grandes superproducciones de Hollywood, ¿verdad? En una época en que la televisión estaba robando espectadores al cine, los grandes estudios decidieron atraer al público con películas cada vez más espectaculares, proyectadas en formatos de pantalla tan grandes que pareciera absurdo querer verlas en casa.

Uno de los grandes maestros de este tipo de cine fue el británico David Lean, del cual los Python escogieron su Lawrence de Arabia (1962) como blanco de sus burlas. En este sketch asistimos al calamitoso rodaje de una película sobre Robert Scott que pasa de titularse “Scott de la Antártida” a “Scott del Sahara” para adaptarse a las circunstancias. Imprescindible ver el sketch entero por las imágenes de la lucha contra el león.

+1) Salad Days (Sam Peckinpah)

Uno de mis sketches favoritos de los Monty Python, una auténtica oda al exceso y el mal gusto. En aquella época el director norteamericano Sam Peckinpah se había hecho famoso por sus westerns como Grupo Salvaje (1969), que contenían un nivel de violencia totalmente inaudito en Hollywood. La forma como Peckinpah mostraba tan gráficamente masacres y peleas le costó numerosas polémicas por considerarse que se había pasado de la raya – hoy día nos parecen un juego de niños.

Los Python le hicieron un maravilloso homenaje con una supuesta película suya, Salad Days, que pasaba de un ambiente bucólico a un festín de sangre a borbotones y mutilaciones tan exageradas que resultan geniales. No olviden que esto se emitió en la respetable BBC en los años 60, lo cual suponía un atentado en toda regla contra muchos de los espectadores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s