10+1 impostores que han dejado huella

Portada

Vivimos rodeados de impostores. Puede que parezca duro afirmarlo tan tajantemente, pero sólo se necesita abrir un periódico o ver el resumen inicial de los informativos de cualquier cadena de televisión para comprobarlo. En la política, en la banca, en el mundo empresarial, en cualquier lugar de la esfera pública aparecen embaucadores, estafadores, pillos, ladrones, timadores… en fin, todo tipo de personajes sin ética ni moral cuyo único objetivo es llevarse impunemente nuestro dinero y, de paso, nuestra confianza en la humanidad.

No obstante, sería estúpido no reconocer que estamos ante individuos extremadamente hábiles e inteligente. Especialmente en el caso de aquéllos que fingieron ser otras personas durante años y años, logrando engañar a gobiernos e incluso países enteros, mientras se enriquecían gracias a sus propias mentiras.

En este post hemos seleccionado los 10+1 casos más espectaculares de impostores que actuaron por todo el mundo. Los hay que se hicieron pasar por pilotos de avión sin haber pisado una academia de vuelo en su vida, tipos que fingieron haber sido supervivientes de un campo de concentración nazi, o individuos que llegaron a grabar discos sin que sus cuerdas vocales llegasen a emitir sonido alguno.

4

10. Atrápame si puedes

Quién: Frank Abagnale

Se hacía pasar por: Comandante Frank Abagnale.

Modus operandi: Un amplio historial como estafador, falsificador y suplantador de identidades avalan a este comandante. En tan sólo 5 años, desde 1960, trabajó con ocho identidades diferentes, pasando cheques falsos por un valor de 2,5 millones de dólares en 26 países. También logró volar gratis más de un millón de millas repartidas en 250 vuelos entre 26 países con la compañía aérea Panam, haciéndose pasar por piloto. El equivalente a recorrer el diámetro de la Tierra unas 125 veces. Su apasionante estilo vida no pasó por inadvertido al director Steven Spielberg, que realizó una película basada en sus peripecias bajo el título de Atrápame si puedes. Hasta en esto Abagnale tuvo suerte y fue contratado para asesorar al actor que lo encarnaba, Leonardo DiCaprio.

Cómo lo pillan: Una azafata de Air France lo reconoció en un vuelo a Francia en 1969. Los 26 países en los que cometió sus fechorías pidieron su extradición. Fue extraditado a Suecia, donde un juez aplaudió sus métodos. Posteriormente fue extraditado a EEUU y fue condenado a 12 años de prisión.

Actualmente: Después de que el gobierno norteamericano le ofreciera salir de prisión a cambio de colaborar con la lucha contra el fraude, Abagnale creó su propia consultoría especializada en la  detención de fraudes económicos. Gracias a su reconversión al buen camino ha conseguido amasar una fortuna ¡legal! También ha diseñado los más seguros cheques antirrobo que son utilizados actualmente en todo el mundo.

6

9. Un okupa de cuerpos

Quién: Cyril Henry Hoskins

Se hacía pasar por: Lobsang Rampa.

Modus operandi: En los años 50 y 60 un monje budista llamado Lobsang Rampa consiguió gran notoriedad, y algún que otro dinerillo, gracias a libros como “El tercer ojo” o “La historia de Rampa“. En ellos contaba  su tortuosa experiencia cuando era un aprendiz de monje en un templo de Lhasa. En realidad, los libros los escribió el que resultó ser el hijo de un fontanero de Plymton, Inglaterra, quién por supuesto no estuvo nunca en el Tíbet ni en ningún santuario.

Cómo lo pillan: Expertos en budismo empiezan a sospechar y contrataron a un detective, Clifford Burgges. Finalmente, el investigador dio con Hoskins y destapó la verdad. El falso budista se defendió diciendo que él no era Rampa, pero ocupaba su cuerpo.

Actualmente: Murió en el año 1981. Sin embargo, los libros sus escritos se siguen vendiendo como churros.

from BBS upload

8. Playback para aquí playback para allá

Quienes: Fab Morvan y Rob Pilatus

Se hacían pasar por: Milli Vanilli

Modus operandi: Los que os acordáis de Milli Vanilli sabréis que no dejaron huella alguna en la historia de la música. Sin embargo, sí en el campo de la estafa masiva. Al principio, ambos eran bailarines acompañantes de la cantante italiana de pop Sabrina Salerno (sí, la de “Boys, boys, boys…”), una auténtica sex símbol de los 80′. Con Sabrina conocieron al productor Frank Farian, quien los llevaría al estrellato. Con él tocaron el cielo (Grammy al grupo revelación en 1990) y también el infierno.

Cómo lo pillan: En uno de sus conciertos, en Bristol (Connecticut), Morvan y Pilatus, que no cantaban un pimiento, tuvieron un problema con el playback, auténtico responsable de sus angelicales interpretaciones. Básicamente la grabación estaba rallada, y eso permitió que saltara la liebre: los cantantes continuaban a su “bola” mientras la canción iba a la suya. Al grupo que más playbacks había realizado hasta entonces se le retiró el Grammy recibido años atrás y cayeron en el oprobio más absoluto.

Actualmente: Después de varias intentonas de volver a principios de los 90′ que fueron un auténtico fracaso, los cantantes decidieron seguir su carrera por separado. Fabrice Morvan continuó en solitario, eso sí, sin ninguna trascendencia en el mundo musical. Rob Pilatus se declaró homosexual días antes de su muerte por sobredosis en 1998. Como en otros muchos casos, Universal Pictures tiene previsto llevar su historia al cine, ¡seguro que será una de las películas del año! 

The infamous French impostor or intruder

7. Un jubilado con delirios de grandeza

Quién: Claude Khazizian

Se hacía pasar por: Embajador de Armenia en la ONU.

Modus operandi: Khazizian jamás se había dedicado a la política ni ostentaba ningún título nobiliario. Sin embargo, este jubilado francés no necesitaba ninguno de estos atributos para codearse con los principales mandatarios europeos. Tras jubilarse no decidió retirarse a ninguna isla, ni coleccionar sellos, ni si quiera se dedicó a mirar obras a medio terminar, sino que decidió viajar y plantarse en las cumbres políticas internacionales y en los saraos más exclusivos. Allí descubrió, sin invitación previa ¡claro está! qué se siente al ser un hombre poderoso y rodeado de lujo. Sus infiltraciones pasan por el 50 aniversario del final de la II Guerra Mundial, en la foto junto a François Mitterrand y Chacques Chirac. Me acerqué en metro al Elíseo con mi mejor traje y entré junto al Presidente de Armenia. Una vez que entras en estos lugares nadie se atreve a preguntarte quién eres; todos piensan que eres un pez gordo”, cuenta Claude Khazizian.

Cómo lo pillan: Su último fogonazo le costó la retirada de la alta sociedad al intentar colarse en la boda del príncipe Joachim de Dinamarca, haciéndose pasar por un periodista de un tabloide local. Le pillaron y tuvo que pasar la noche en comisaría.

Actualmente: Después de esta intentona de codearse con la creme de la creme se pierde su pista y nunca más es visto en ningún sarao.

9

6. El holocausto fue algo terrible

Quién: Enric Marco

Se hacía pasar por: Superviviente del Holocausto

Modus operandi: Su afán por la notoriedad le hizo aprovecharse de unas iniciales para convertirse en superviviente del Holocausto y más tarde Presidente de la Asociación Amical de Mauthausen. Según Marco, fue detenido por la Gestapo con tan sólo 19 años e internado en los campos de concentración de Mauthausen y Floseenburg. Fue liberado en 1945. Gracias a esta fabulación le llevó a la presidencia de la asociación y a ser la cabeza visible de los supervivientes del exterminio nazi.

Cómo lo pillan: El 10 de mayo de 2005 se descubrió todo el pastel. La asociación Amical de Mauthausen lo destituyó por impostor. El historiador Benito Bermejo advirtió la farsa. Marco lo reconoció: “mentí para resaltar la verdad. ¿Debo pedir perdón por eso?”. La Generalitat le retiró la Creu de Sant Jordi que le fue concedida en 2001. El propio Enric MArco la devolvió personalmente.

Actualmente: Arrepentido de su farsa, no ha rehuido a los medios. Reconoce que tal vez fue un error presentarse como una víctima que nunca fue, pero sus intenciones siempre fueron buenas, según el. En 2009 protagonizó el documental Ich bin Enric Marco. Más recientemente ha participado en el reportaje Verdadero o falso.

1

5. Con lo bien que se vive siendo el hijo de un famoso

Quién: David Hampton

Se hacía pasar por: El hijo de Sidney Poiter.

Modus operandi: A partir de una agenda de un compañero de clase, el bueno de Hampton contactó con las familias más pudientes del Nueva York de los 80′. Llamaba a sus víctimas y les pedía poder dormir en su casa hasta que su padre llegara a la ciudad. Claro está que si tu padre no es conocido, nadie te abriría la puerta, por lo que Hampton optó por hacerse pasar por el hijo del actor de afroamericano, Sidney Poiter. Viendo que colaba, utilizó la misma identidad para entrar en las discotecas de moda de la época como Studio 54, que frecuentaba con asiduidad, y para comer de gratis en restaurantes de lujo del Upper Side neoyorquino.

Cómo lo pillan: El capellán de la Escuela de Periodismo de Columbia sospechó de él. Verificó su identidad y claro está, fue detenido.

Actualmente: Le condenaron a pagar una multa de 4.490 dólares, cosa que no hizo, y fue condenado a cuatro años de prisión. Su vida fue llebada al teatro y al cine con la obra “Six degrees of Separation“. Esto le dio cierta fama. Sin embargo, el bueno de Hampton volvió a las andadas.

10

4.  Ladrón de guante blanco

Quién: José Manuel Quintía Barreiros

Se hacía pasar por: Capitán Timo

Modus operandi: Capitán Timo (no se presentaba así ante nadie, evidentemente, pero así se le acabó llamando al ser descubierto) podría tener un Premio Nobel al mayor rendimiento sacado a un uniforme de alquiler. Desde los años 60′ cometió un montón de delitos de estafa haciéndose pasar por militar. Capitán Timo, conocedor del mundo militar, se hacía rodear de numerosos escoltas. Enfundado en un uniforme de capitán se ganaba la confianza de sus colegas. Una vez conseguido, los involucraba en falsos negocios ligados a dependencias militares. De este modo logró estafar 1.300 millones de las antiguas pesetas, eso sí, a otros pillos como él, ya que sus cómplices creían estar aprovechándose de chollos algo turbios.

Cómo lo pillan: José Manuel se encontraba en una cafetería de Madrid donde había quedado con otra de sus incautas víctimas. Pero lo cierto es que su presunto colaborador había sospechado de él días antes, cuando le entregó 900€ en metálico para quedarse la concesión de la cantina militar, y ya había dado la voz de alarma a las autoridades.

Actualmente: Cumple condena de diez años por estafa en la cárcel de Aranjuez. De todas maneras, a finales de los 90′ principios de los 2000 ya había cumplido condena por delitos de estafa, así que la cárcel ya le era un lugar tristemente familiar.

3

3. Que duro es hacerse mayor

Quién: Frédéric Bourdin

Se hacía pasar por: Francisco Hernández Fernández

Modus operandi: ¿A quién no le gustaría cambiar de identidad aunque fuera por un día? No es exactamente eso lo que hizo Frédéric Bourdin, quien llegó a suplantar hasta quinientas identidades falsas, tres de las cuales pertenecían a adolescentes reales desaparecidos. La prensa francesa lo apodó “El Camaleón“. Su historia es tan racambolesca que cuesta verdadero esfuerzo creerla. El caso es que, a pesar de ser de nacionalidad francesa y contar con 31 años de edad en aquel momento, Bourdin logró hacer creer a todo el mundo que se trataba de un huérfano español de 15 años matriculado en un colegio de Pau (sur de Francia), bajo el nombre de Francisco Hernández Fernández. En términos psiquiátricos, Bourdin era un individuo con problemas de afecto que llevaba 14 años intentando que el mundo lo tratara como a un niño. “Mi vida consiste en ser Peter Pan“, declaró.

Cómo lo pillan: Obviamente, un día u otro tenía que descubrirse la verdad. Aunque el maestro de los disfraces se hizo pasar por el gerundense Francisco Hernández Fernández, no coló. Un trentañero haciéndose pasar por un adolescente es algo que ni siquiera es fácil de aceptar en las series juveniles, así que era cuestión de tiempo que su presencia en el “insti” llamara la atención. Sin embargo, fue un profesor suyo, el que después de ver un programa televisivo sobre delitos lo desenmascarara en 2005.

Actualmente: Fue sentenciado a cuatro meses de prisión. Actualmente Bourdine está felizmente casado y es padre de tres hijos. En 2010 el director y guionista francés Jean-Paul Salomé llevó el caso a la gran pantalla con el título The Chameleon.

5

2. Médico de familia

Quién: Jean Claude Romand

Se hacía pasar por: Le docteur Romand

Modus operandi: 18 años fueron los que Romand logró engañar a familiares y amigos haciéndose pasar por médico y por un alto cargo de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Romand jamás acabó la carrera ni pudo ejercer como médico. Los gastos para sufragar sus incontables viajes a distintos congresos de medicina se lo podía permitir gracias a las estafas que había cometido a lo largo de los años entre su círculo de allegados, llegando a vender a precio de oro diversos medicamentos falsos contra el cáncer.

Cómo lo pillan: Acorralado por las deudas y a punto de ser descubierto por sus familiares, Romand decidió cortar por lo sano. Asesinó con un rodillo de amasar a su mujer, más tarde a su hija Caroline, de 7 años, y a su hijo Antoine, de 5, empleando un rifle del calibre 22. Limpió la casa y horas más tarde se dirigió a casa de sus padres, donde, después de comer, los asesinó del mismo modo. Esa misma noche la pasó con su amante en París. Al día siguiente volvió a la casa y le prendió fuego con él dentro. Su plan se fue al garete cuando los bomberos lograron rescatarle de entre las llamas. Pasó una semana en coma pero consiguió salvar la vida.

Actualmente: Cumple condena perpetua en la prisión de Châteauroux (Indre).

8

1. El mito de la movida

Quién: Un turista americano

Se hacía pasar por: Michael Lowe, el hermano de Rob Lowe, actor estadounidense.

Modus operandi: Aunque se desconoce el nombre real de este individuo, lo que si sabemos es que se trataba de un obrero estadounidense que llegó a Madrid a finales de los 80′. Ante la insistencia de los madrileños sobre su parecido con el actor Rob Lowe, aprovechó esta curiosa coincidencia para empezar a presentarse como Michael, hermano de la estrella hollywoodiense. La alta sociedad de la capital lo acogió con los brazos abiertos, hecho que le sirvió para vivir la post-movida desde sus más altas esferas. Su mayor logro dentro esta extravagante aventura de suplantación por mero parecido físico fue el rollete que mantuvo con Rociíto, la hija de Rocío Jurado.

Cómo lo pillan: Quien destapó la farsa fue la actriz española Aitana Sánchez-Gijón, que por aquel entonces rodaba en Estados Unidos Un paseo por las nubes, del director Alfonso Arau. La maquilladora de aquel film era Sheryl Berkoff, esposa, ¡oh, casualidades de la vida! del mismísimo Rob Lowe. Evidentemente, Sheryl le contó a Aitana que no existía ese tal Michael. El único hermano de Rob se llamaba Chad, y por descontado, ni por asomo era la persona que se paseaba por el Madrid de aquellos años.

Actualmente: Nada se sabe de aquel apuesto turista americano que vivió sus mejores días en la capital española.

10+1

10+1. Una catalana de armas tomar

Quién: Alicia Esteve

Se hacía pasar por: Tania Head. Presidenta de la Asociación de Víctimas del 11-S.

Modus operandi: Esteve salió en 2002 de su Barcelona natal para plantarse en un Nueva York que todavía trataba de superar el shock de los atentados del 11S. Una vez en la gran manzana, ni corta ni perezosa, aseguró que se encontraba en el piso 78 de la torre sur del World Trade Center en el momento del atentado terrorista. El ficticio relato de Esteve continuaba diciendo que había permanecido cinco días inconsciente tras las explosiones, pero que antes de desvanecerse logró poner a salvo ni más ni menos que a 18 personas. La bola siguió haciéndose cada vez mayor al asegurar que su novio, Dave, también había fallecido mientras se encontraba en la torre norte del World Trade Center. Dave resultó ser una persona real que murió en el atentado, cuya atónita familia declaraba que no sabían absolutamente nada de que Dave tuviera pareja. Como respuesta, Alicia Esteve explicó que Dave se lo iba a a contar en breve.

Cómo lo pillan: Después de pasearse por todos los platós norteamericanos, ser nombrada la Presidenta de la Asociación de Víctimas del 11-S y entrar en los corazones de todos los norteamericanos con su historia, el New York Times hacía saltar la banca. La investigaron y descubrieron que Esteve ni siquiera estaba en Estados Unidos cuando sucedieron los atentados.

Actualmente: Tras ver las orejas al lobo, Esteve desapareció de Estados Unidos y regresó a Barcelona. Algunas fuentes aseguran que sigue creyéndose víctima de un atentado. Aunque parezca increíble, posiblemente llegó un momento en el que Alicia Esteve dejó de interpretar un papel, y creyó a pies juntillas su propia invención.

Anuncios

2 comentarios en “10+1 impostores que han dejado huella

  1. Pingback: Impostores que han dejado huella

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s