10+1 países que son unos mozuelos

Portada1

Esta semana ha sido histórica para Cataluña. El presidente de la Generalitat, Artur Mas, firmaba el pasado sábado el decreto de convocatoria de la consulta sobre la independencia, fijada para el 9 de noviembre. No obstante, dos días más tarde el Gobierno español se reunía de carácter urgente para recurrir dicho decreto y lo demás ya sabéis como ha transcurrido. Posiblemente, esto dará lugar a un arduo pulso entre ambos gobiernos. Los ciudadanos estamos a la expectativa de los acontecimientos.

Esta situación, que el estado español se plantea como algo aparentemente extraordinario, de hecho, no lo es tanto, puesto que en la historia reciente existen numerosos ejemplos de países que han logrado su independencia por una vía o por otra.

Los años noventa fueron un renacer de nuevos países. En 1991 sólo entre abril y septiembre se establecieron once nuevos estados. De todas maneras, éstos no iban a ser los últimos que se añadirían a la última versión del mapamundi. La desaparición de la Unión Soviética, otoño de 1991, aún daría para varias naciones más. La antigua Yugoslavia troceada a pedazos, daría también nuevos países. No sólo el viejo continente ha asistido a la aparición de nuevos estados, en África, Asia y Oceanía han surgido estados como churros, algunos minúsculos, pero estados a la postre. Sigue leyendo y descubrirás cual es el 10+1 países que deben ser de tu quinta más o menos.

10

10. Armenia

Independencia: 21 de septiembre de 1991.

En pleno proceso de desintegración soviético, la República Socialista Soviética de Armenia (RSS), no confundir con los formatos RSS que tanto utilizamos actualmente, y su vecina la RSS de Azerbaiyán comenzaron un conflicto por el control del Alto Karabaj o Nagorno Karabaj, una región técnicamente azerí pero poblada mayoritariamente por armenios. Por esta, entre otras muchas causas, en Yereván se sucedieron las manifestaciones de corte nacionalista (como ya había pasado en la vecina Georgia) exigiendo la autonomía, cuando no la independencia. En 1990 Armenia declaró su soberanía frente a la URSS, como ya habían hecho Ucrania o Bielorrusia. Tras el golpe de estado contra Gorbachov de 1991 el país se apresuró a votar su independencia, votada el 21 de septiembre y proclamada dos días más tarde. Eso sí que es ponerse manos a la obra.

9

9. Azerbaiyán

Independencia: 18 de octubre de 1991. 

Una vez más se repitió la historia. Tras proclamar su soberanía frente a la URSS en 1990, la RSS de Azerbaiyán retiró las dos eses de su nombre e inició su camino hacia la independencia restaurando su bandera tradicional y eliminando la soviética. En septiembre del año siguiente se celebraron elecciones presidenciales, y el 18 de octubre el parlamento proclamó la independencia, ratificada en referéndum en diciembre de 1991, precisamente lo que pide el Gobierno Catalán. En ese mismo mes la población del Alto Karabaj votó también por la independencia, sin que los azeríes lo aceptaran de demasiado buen grado, y estalló la guerra del Alto Karabaj, que duraría cuatro años y terminaría con Armenia controlando una sexta parte del territorio azerí. No aceptar los resultados “democráticos” de un referéndum puede llegar a estos términos.

8

8. Turkmenistán

Independencia: 27 de octubre de 1991.

El país de los turcómanos, cuya bandera es una de las más detallistas del planeta, véase la fotografía que ilustra este post, siguió los pasos de la mayor parte de las repúblicas soviéticas, asumiendo la mayor parte de las competencias (política económica, social y demás) en su territorio en el año 1990. El Soviet Supremo de la RSS Turcómana aprobó la elección de Saparmyrat Nyýazow, un impaciente, primer presidente de la República, proclamó la independencia en octubre del 91, cuando el proceso de desmoronamiento de la URSS se acercaba ya a su final. Durante los siguientes quince años el presidente vitalicio Nyýazow creó un culto a la personalidad que le llevó no solo a colmar de retratos suyos el país, al más puro estilo norcoreano, sino a renombrar los meses del año en homenaje a miembros de su familia.

7

7. Kazajistán

Independencia: 16 de diciembre de 1991.

La última república en independizarse formalmente del gigante soviético lo hizo casi a regañadientes. Aunque en 1989 se habían producido manifestaciones populares contra la política moscovita de realizar pruebas nucleares en su territorio, el presidente Nursultan Nazarbayev se mostró contrario a la secesión de la URSS hasta que, literalmente, ésta dejó de existir. El 8 de diciembre de 1991 los presidentes de Rusia, Bielorrusia y Ucrania ya habían fundado la CEI, a la que se adhirieron la mayor parte de las naciones integrantes de la Unión Soviética, y de la URSS ya sólo quedaba su nombre. Cuando el 16 de diciembre de 1991 finalmente Kazajistán proclamó su nacimiento como Estado, la Unión Soviética no existía más que para darle un cargo a Mijail Gorbachov, que dimitiría como presidente nueve días más tarde.

6

 6. Palaos

Independencia: 1 de octubre de 1994.

250 islas, aproximadamente, componen la República de Palaos. Éstas comparten gran parte de su historia con las islas Marshall o con Micronesia. Colonizadas por ingleses y españoles, cuando España era una gran potencia, no se nos ocurrió otra cosa que venderlas a los alemanes a finales del XIX. Posteriormente, tras la I Guerra Mundial Japón se hizo cargo de su administración, y finalmente Estados Unidos, como no, asumió su control al acabar la II Guerra Mundial a través de un mandato de la ONU. En los años 70 y 80 la mayor parte de las islas del Pacífico alcanzaron su independencia. Sin embargo, en Palaos hicieron falta ocho referendos y la muerte de dos presidentes (uno asesinado y otro suicidado) para que finalmente eso suceda. ¿Os imagináis dicho escenario en el proceso catalán? Actualmente Palaos mantiene un tratado de libre asociación con EE.UU. que no le impide ser miembro de pleno derecho de la ONU, y tener un voto en ella, pese a que cuenta con una población de veinte mil habitantes.

5

5. Timor Oriental

Independencia: 20 de mayo de 2002.

Oficialmente Timor Oriental se independizó de Portugal el 28 de noviembre de 1975, 8 días más tarde que muriera “el caudillo” en España, pero Indonesia, su vecino 130 veces más grande y doscientas veces más poblado, invadió nueve días después la isla, con el apoyo de Estados Unidos y Australia. Dado el carácter “revolucionario” del movimiento independentista timorense durante el siguiente cuarto de siglo Indonesia ocupó la isla, sin recibir sanciones de la ONU gracias al voto de bloqueo de EE.UU. En ese tiempo se calcula que el régimen de Suharto asesinó entre sesenta y doscientas cincuenta mil personas. En 1999 la presión internacional obligó a Indonesia a permitir la celebración de un referéndum sobre la independencia. Antes de que se conocieran los resultados milicias a sueldo de Indonesia provocaron una masacre en todo el país, redujeron a cenizas la mayor parte de las ciudades y las infraestructuras y mataron a dos mil personas, además de provocar que tres cuartas partes de la población huyeran de sus casas. Finalmente, en 2002 y gracias a las tropas internacionales se permitió la independencia.

4

4. Montenegro

Independencia: 3 de junio de 2006.

El pequeño territorio balcánico era la única república federativa yugoslava que quedaba unida a Serbia tras las independencias de todas las demás a principios de los noventa. Sin embargo, desde finales de los noventa en adelante las tensiones entre Podgorica y Belgrado aumentaron notablemente, debido al distinto peso de los dos países en la federación. Los bombardeos de la OTAN contra Serbia por su política de limpieza étnica en Kosovo también afectaron a Montenegro, lo que no hizo sino que empeorar las relaciones entre ambos países. En 2003 Yugoslavia se transformó en “Serbia y Montenegro”, otorgando mayor autonomía a ambos países, hecho que no pudo frenar el independentismo. En mayo de 2006 se celebró el referendo definitivo, en el que un 55,5% de los montenegrinos votaron a favor de la independencia, superando por solo 2.000 votos el límite del 55% que había marcado la UE para dar validez a la consulta.

3

 3. Eslovaquia

Independencia: 1 de enero de 1993.

Formalmente Checoslovaquia era una federación entre las repúblicas de Chequia y Eslovaquia, en la que el mayor peso lo llevaba Praga. Tras la Revolución de Terciopelo de 1989, que llevó la caída del comunismo y al establecimiento de la democracia, la cuestión de la separación se planteó entre los gobernantes y la ciudadanía, dividida casi a partes iguales en ambas repúblicas entre la permanencia como federación y la división. En 1992, en Barcelona el “Cobi” llenaba portadas, el parlamento eslovaco decidió proclamar la independencia, la cual se llevó a cabo de una manera muy civilizada y que se llamó el “divorcio de terciopelo”. La independencia fue efectiva el 1 de enero de 1993.

2

 2. Bosnia y Herzegovina

Independencia: 1 de marzo de 1992.

La pequeña república balcánica fue de lejos, la que más sufrió para conseguir la independencia. Bosnia es una república multiétnica, donde conviven croatas, serbios y bosniacos. La política local se basaba en la identificación con una etnia, siendo los partidos de carácter “nacional”, no transversales. Bosnios y croatas se encontraban mayoritariamente a favor de la independencia, mientras que la minoría serbia (un 30% en aquella época) se mostraba favorable a la permanencia en la federación yugoslava. Habiendo declarado su soberanía en 1991, el 1 de marzo de 1992 se celebró un referendo de independencia, boicoteado por los serbobosnios, que, con un 64% de participación, otorgó un 98% de papeletas al “sí”. Belgrado no aceptó el resultado, y el ejército serbio invadió el país, primero, y más tarde exterminó a bosnios y croatas. Los propios croatas, supuestamente aliados de los bosnios, protagonizaron un par de campañas de limpieza étnica contra ellos en las zonas donde eran mayoritarios. Sarajevo sufrió el peor ataque desde la II Guerra Mundial. La guerra terminó en 1995 cuando la OTAN decidió pasar a la acción y recetar jarabe de cazabombardero a las fuerzas serbobosnias. Los acuerdos de Dayton de 1995 configuraron el estado plurinacional bosnio, y calmaron a sus ciudadanos. De todas maneras cuentan con nada más y nada menos que con tres presidentes, uno por cada etnia, croata, bosnia, y serbia.

 1

1. Eritrea

Independencia: 24 de mayo de 1993.

Colonia Italiana desde 1890, el territorio de Eritrea se vio pronto unido al de Etiopía, cuando en los años 40 Mussolini proclamó el reducido Imperio Italiano, que consistentía en Eritrea, Etiopía y la Somalia Italiana (actual Yibuti). Tras ser conquistada por el ejército inglés durante la II Guerra Mundial, la ONU decidió federar el país con Etiopía en 1950. Diez años después ya había aparecido un movimiento independentista, que provocó que el Emperador

Haile Selassie degradara al país a la condición de provincia. La guerra de independencia duró cosa de treinta años. Etiopía resistió gracias al apoyo soviético cuando el afamdo genocida Mengistu subió al poder, pero la caída del comunismo precipitó el final de la guerra. En 1993 se celebró un referéndum, bajo protección de Estados Unidos y apoyado por Etiopía, saldado con un 99,8% de los votos a favor, SI.

10+1 

10+1. Kosovo

Independencia: 17 de febrero de 2008.

Hasta día de hoy, Kosovo es el país más joven del mundo, y el único no reconocido por la ONU. A diferencia de otros estados no reconocidos por Naciones Unidas, como Transnistria o Somalilandia, Kosovo goza del reconocimiento de 56 países de todo el mundo, incluyendo la mayoría de los miembros de la UE y de la OTAN. Estados Unidos, Francia, el Reino Unido, Alemania, Japón, Australia o Malasia son algunos de estos países. Sin embargo España es uno de los que no reconocen al estado kosovar. Kosovo tenía el estatus, dentro de la antigua Yugoslavia, de provincia autónoma dentro de Serbia, situación que fue eliminada por Slobodan Milosevic poco antes del inicio de la disolución de Yugoslavia. La política de limpieza étnica de Belgrado contra la mayoría albanesa de Kosovo provocó en 1999 los bombardeos de la OTAN sobre el país, que perdió el control de la provincia por completo, quedando éste en manos de la ONU. Nueve años después, el parlamento kosovar, institución apoyada por Naciones Unidas, proclamó su independencia de manera unilateral, con la oposición de Serbia (lógicamente) y Rusia, entre otros. Actualmente, Kosovo es mucho más un protectorado de la ONU que un estado independiente. Parte de su territorio está bajo control de ayuntamientos pro serbios que no reconocen la soberanía de Pristina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s