10+1 encontronazos con la justicia de grandes estrellas del cine

hollywood-signSon ricos, famosos y guapos. Sus rostros adornan desde carpetas de adolescentes histéricas a gigantescas vallas publicitarias que anuncian milagrosos productos cosméticos. Reciben sueldos estratosféricos y millones de personas de todo el mundo sueñan con estar cerca de ellos. Las estrellas de Hollywood son lo más parecido a la nobleza europea del siglo XVI que podemos encontrar hoy en día. Siendo así, no es de extrañar que en ocasiones estos dioses y diosas del celuloide crean estar por encima de todos y de todo. Incluida la ley. No obstante, nadie está exento de ir demasiado lejos, de cruzar la línea que no debe sobrepasarse y acabar pagando cuantiosas indemnizaciones o, peor aún, dar con sus huesos en una fría y oscura celda, muy alejada de los capuccinos recién hechos, de las exclusivas tiendas de Rodeo Drive, o de las elegantes galas benéficas en favor de niños de países que jamás sabrían ubicar en un mapamundi.

Cierto es que en la mayoría de casos, todo quedó en un susto. Unas horas en prisión, la vergüenza de ver sus nombres en los periódicos de medio planeta junto a su ficha carcelaria, y poco más. En todo caso, resulta terapéutico comprobar como hasta aquellos que parecen tocados por la varita mágica del destino, de vez en cuanto, prueban el duro garrote de la realidad.

seanpenn10) Sean Penn

Delito: Atizar a un paparazzi

Prensa rosa y famosos. Un binomio que no suele conducir a desenlaces felices. En este caso, el siempre conflictivo Sean Penn, ganador de dos Oscar por sus papeles en Mystic River y Harvey Milk,  probó en sus carnes las consecuencias de dejarse llevar por la ira cuando fue condenado en 2010 por pegarle a un paparazzi que le estaba siguiendo. Penn, que tiene fama de tener muy malas pulgas, no pudo contenerse ante la presencia de un periodista que no paraba de acosarlo con preguntas indiscretas. La sentencia del juez condenó al actor estadounidense a tres años de libertad condicional, además de a 300 horas de trabajo comunitario y a seguir un programa de 36 horas para aprender a controlar su violencia.

De todas maneras, esta no ha sido la única ocasión en la que el bueno de Penn ha pagado cara su animadversión hacia la prensa sensacionalista. En 1987 ya fue sentenciado a 60 días de prisión, de los que tan sólo cumplió la mitad, a raíz de otro altercado con otro paparazzi. A veces es mejor contar hasta diez y respirar muy hondo, ¿verdad?

rusell crowe9) Russell Crowe

Delito: Lanzarle un teléfono a la cabeza a un pobre empleado de hotel

A principios de junio del 2005, el rudo Russell Crowe se hallaba alojado en una suite presidencial del hotel Mercer de Nueva York. Por lo visto, Crowe había estado tratando de hablar por teléfono con su esposa, Danielle Spencer, que se encontraba en Australia. Después de un buen rato de intentar la llamada sin éxito, Crowe bajó hecho un basilisco a la recepción del hotel para quejarse. Y no bajó con las manos vacías. Arrancó el aparato de la pared y se lo llevó consigo a poner a caer de un burro a la dirección del Mercer. Irritado hasta extremos delirantes, discutió a voz en grito con un empleado que halló en el vestíbulo, y sólo dio por zanjado el tema cuando lanzó a la cabeza del pobre trabajador el teléfono en cuestión. Fue arrestado y juzgado ante un tribunal de Manhattan.

bruce willis8) Bruce Willis

Delito: Estar tres días con sus tres noches de jarana molestando a sus vecinos

Al mítico intérprete de la saga de películas de La jungla de cristal le va la marcha. Eso es incontestable. En 1987, mister Willis llevaba tres días haciendo la vida imposible a sus vecinos mientras daba una mega fiesta salvaje en su apartamento de Los Ángeles. La cosa empezó a ponerse complicada cuando apareció en el lugar la policía dispuesta a poner orden. Willis comenzó a discutir con los agentes solicitando órdenes de registro e invocando un sinfín de derechos constitucionales para justificar que él podía hacer lo que le viniera en gana en su propiedad. La cosa se fue calentando de tal manera, que de las palabras se pasó a los insultos, y de aquí a la detención del actor y de 5 asistentes más de la fiesta. En el forcejeo, los policías le rompieron la clavícula a Willis, que ya la tenía tocada a causa de un accidente de esquí. El desmadre fue de unas dimensiones tan colosales que mientras todo esto sucedía en el interior del edificio, en el exterior dos helicópteros policiales sobrevolaban la zona debido al monumental lío que se había montado.

sophia loren7) Sophia Loren

Delito: Ocultar cinco millones de liras (3.000 euros) a la Hacienda italiana

No todos los encontronazos con la ley que involucran a actores famosos tienen que ver con raptos de ira desmedida. El dinero, en ocasiones, es el causante de sus problemas legales. Esto es lo que le sucedió a la gran Sophia Loren en 1982 cuando fue acusada de una supuesta evasión de impuestos. Lo curioso del asunto es que la cantidad de pasta presuntamente estafada al erario público por la Loren resulta cuanto menos ridícula, 3.000 miserables euros (decimos “miserables” en relación al patrimonio que se le advierte a una actriz como ella, claro). La conclusión fue que la ganadora de un Oscar por Dos mujeres pasó 17 días en la prisión de Caserta, ciudad de la Campalia italiana. Cada noche de alojamiento le salió por la módica cifra de 176 euros con 47 céntimos.

Sin embargo, con una perseverancia digna de alguno de los personajes de sus películas, la Loren siguió luchando por defender su inocencia ante la justicia. El tópico de la lentitud de la justicia se queda corto, tuvieron que pasar casi 40 años para que, en el 2013, un juez italiano le acabara dando la razón y absolviéndola de todos los cargos.

winona Ryder6) Winona Ryder

Delito: Robar ropa y complementos por valor de 6.000 dólares en una tienda de Beverly Hills

Este es, sin duda, uno de los casos más conocidos de problemas de estrellas hollywoodienses con la justicia. Winona Ryder fue detenida en diciembre de 2001 cuando intentaba robar ropa y complementos en los grandes almacenes Saks Fifth Avenue de Beverly Hills (California). El valor total de las prendas afanadas ascendía a unos 6.000 dólares. El juicio, celebrado entre octubre y noviembre del año siguiente, acabó con una declaración de culpabilidad para la actriz, que fue condenada a tres años de libertad condicional, 480 horas de servicio comunitario, y a pagar una multa de 3.700 dólares. La parte divertida de todo este asunto llegó con las innumerables bromas que aficionados al cine con mucho tiempo libre hicieron a costa de la actriz, convirtiendo el “Free Winona” en un eslogan planetario.

douglas fairbanks5) Douglas Fairbanks

Delito: Clavar una flecha en las nalgas de un sastre

Es muy posible que el nombre de Douglas Fairbanks sólo les suene a los lectores más cinéfilos. Sin embargo, este actor fue un auténtico ídolo de masas en la época del cine mudo. El equivalente a Tom Cruise o Brad Pitt de las primeras décadas del siglo XX. El delito que llevó a Fairbanks ante los tribunales es uno de los más absurdamente ridículos que han existido. En 1921, un sastre que trabajaba en la película Robin de los bosques, y que protagonizaba el propio Douglas, le reclamó una indemnización de 500 dólares en concepto de perjuicios físicos y angustia mental alegando que el actor le había clavado intencionadamente una flecha en su trasero durante el rodaje del film. Sin duda, este profesional de la aguja pretendía dar en la diana con su demanda.

robert-downey-jr-ficha14) Robert Downey Jr.

Delito: Entre muchas otras cosas, ponerse hasta arriba de todo y acabar medio comatoso en casa del vecino

Hay gente que convierte sus problemas con la justicia en algo tan habitual que acaban por perder (casi) el interés de los medios. El señor Robert Downey Jr es de este tipo de individuos. Resumir todos y cada uno de sus altercados legales daría para escribir una novela por entregas, así que trataremos de ser lo más sintéticos posible.

En 1996, Downey fue arrestado en Los Angeles por exceso de velocidad, y en el registro del vehículo se halló marihuana, cocaína, heroína y crack, además de un arma. Fue puesto en libertad condicional previo pago de una fianza de 5.000 dólares. El caso es que antes siquiera de haber dado tiempo a la corte a citarlo para responder por este episodio, volvió a ser detenido por un lío morrocotudo que montó en su vecindario de Los Ángeles. Downey, hasta las cejas de todo tipo sustancias, confundió su casa con la del vecino, de alguna manera logró entrar en la vivienda, y acabó desplomándose en el suelo de una de las habitaciones. Tras ello, el actor fue enviado a un centro de rehabilitación y arrestado unas horas después, tras fugarse del lugar por la ventana. La cosa se saldó con una condena de 3 años de libertad condicional y la obligación de acudir a un centro a cumplir un programa de rehabilitación por consumo drogas.

Cualquiera podría decir que después de algo así, Downey habría aprendido la lección. Nada más lejos de la realidad, desde entonces sus problemas con la ley, y con el telón de fondo del consumo de drogas, han continuado hasta hace relativamente poco tiempo.

Hugh grant y divine brown3) Hugh Grant

Delito: No tener suficiente con Elisabeth Hurley, su mujer, y buscar consuelo en la boca de una prostituta de Sunset Boulevard

Otro de los clásicos incidentes con la ley con un famoso actor de por medio. El británico Hugh Grant decidió, una cálida noche californiana de junio de 1995, darse un paseo en su BMW por la avenida de Sunset Boulevard de Los Ángeles. Como pasear solo resulta aburrido, Grant recogió de la calle a una joven prostituta negra llamada Divine Brown. Como la conducción de su estupendo automóvil en compañía no era suficiente diversión para él, se le ocurrió que podría completar la estampa nocturna solicitando los servicios orales de Divine. Fue sorprendido in fraganti por una patrulla de policia, que los detuvo a ambos acusándoles de conducta inmoral.

Aunque este incidente es uno de los más célebres escándalos sexuales de los 90′, a nosotros nos gusta mucho más otro capítulo diferente en el desencuentro de Grant con la legalidad. En 2007, Hugh fue detenido por agredir a un fotógrafo. ¿Qué cómo fue esa agresión? El jefe en la ficción de Bridget Jones le lanzó un tuper con alubias con tomate a la cabeza del digno representante de la prensa que le había abordado cuando el actor salía de casa a practicar algo de jogging.

Nick Nolte2) Nick Nolte

Delito: Convertir su casa en un lupanar, conducir colocado y vender cartas de reclutamiento (no por este orden)

Nick Nolte puede presumir, y no el buen sentido, de haber tenido problemas con la justicia tanto antes de ser famoso como cuando ya era una estrella mundialmente conocida. Empecemos por el principio, cuando el actor tenía apenas 21 años, fue detenido por vender a varios adolescentes falsas cartas de reclutamiento con las que podrían librarse de ir a la guerra de Vietnam. Nolte fue condenado a ni más ni menos que 45 años de prisión y a una multa de 75.000 dólares. Afortunadamente para él, la sentencia fue suspendida, y ni siquiera tuvo que pagar la multa. Eso sí, a raíz de este suceso, la ley norteamericana le retiro el derecho de voto. Un precio relativamente pequeño si tenemos en cuenta que se podía haber tirado toda la vida en prisión.

Pero los encontronazos de Nolte con la ley no acaban aquí. Muchos años después, siendo Nick ya un actor reconocido, se vio involucrado en un juicio por la presunta violación de una menor en su residencia de Malibú. Según la acusación, la casa del actor era poco menos que un centro de perversión, en ella se celebraban fiestas desenfrenadas en la que participaban habitualmente menores de edad y el alcohol y las drogas corrían por doquier. Los padres de la chica que afirmaba haber sufrido los abusos exigían al actor una cuantiosa indemnización, al haberse producido los hechos en su propiedad. Además el propio hijo de Nolte era uno de los acusados de haber cometido la violación. Finalmente se evitó todo el proceso judicial al llegar ambas partes a un acuerdo económico.

Y, como las desgracias nunca se presentan solas, mientras este drama iba teniendo lugar… Nolte fue detenido en 2002 por conducir bajo el efecto de las drogas. La elocuente fotografía que podéis ver arriba pertenece, precisamente, a ese momento.

roman polansky1) Roman Polanski

Delito: Abusos sexuales a una menor mediante el engaño y las drogas

En 1977, el director francés de origen polaco Roman Polanski se vio envuelto en un mayúsculo escándalo de drogas y sexo. La víctima fue una joven llamada Samantha Gailey, que en aquellos momentos contaba con 13 años de edad. Según declaró Gailey, aquella noche ella se encontraba en casa de Jack Nicholson junto a Polanski. La adolescente había acudido allí para que pudieran hacerle unas fotografías para la revista Vogue. O eso es lo que la desventurada joven pensaba. Siguiendo con el relato de la menor, Polanski le dio champán y metacualona, un tipo de barbitúrico, y se dedicó a hacerle fotos semidesnuda. La pobre muchacha, que apenas se enteraba de lo que estaba sucediendo debido a la mezcla de sedantes y alcohol, también aseguró que poco después se encontraba en un jacuzzi donde mantuvo relaciones sexuales con Polanski. Si bien Gailey admitió que las relaciones habían sido consentidas, el discernimiento de la chica debía estar bajo mínimos, sin olvidarnos de que ni siquiera había cumplido los 14 años.

Polanski fue acusado de abuso sexual a una menor tras el uso de drogas, de perversión y de sodomía, aunque posteriormente, los cargos fueron atenuados gracias a un pacto entre la defensa y el fiscal. No obstante, cuando aún no se había dictado la condena, Polanski, que no tenía restricciones para viajar al extranjero, voló a Francia, de donde no volvió a moverse. Debido a que no hay acuerdos de extradición entre el país galo y Estados Unidos, Polanski pudo evitar una condena de cárcel en norteamerica. De hecho, desde aquel momento, el realizador jamás ha pisado ningún estado en el que exista la posibilidad de que sea devuelto a Estados Unidos para ser juzgado.

brigitte bardot10+1) Brigitte Bardot

Delito: Castrar al burro del vecino (al animal, no al pobre hombre)

Según recoge una artículo publicado en La Vanguardia del 25 de julio de 1989, la musa del erotismo del cine francés por excelencia, y defensora a ultranza de los animales, Brigitte Bardot, tuvo un desagradable altercado con la ley cuando decidió castrar al burro propiedad de su vecino. Dicho de esta manera la cosa parece sacada de El mundo Today, pero según relata el periódico barcelonés, la historia, real como la vida misma, sucedió después de que Jean Pierre, que así se llamaba el vecino de la Bardot, le dejara a su querido equino para que ésta lo cuidara mientras él se encontraba en viaje de negocios. El fogoso burro cometió la imprudencia de pretender montar a una de las yeguas de la actriz. La protagonista de Y Dios creo a la mujer, ni corta ni perezosa, considero el acto del animal como intolerable y ordenó que fuera castrado ipso facto. Como resultado de todo ello, Bardot acabó pasando una noche en el calabozo y hubo de responder de sus actos frente a un tribunal.

Anuncios

Un comentario en “10+1 encontronazos con la justicia de grandes estrellas del cine

  1. Pingback: 10+1 encontronazos con la justicia de grandes estrellas del cine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s