(Sólo) 10+1 títulos nobiliarios de la Duquesa de Alba

Casa de AlbaEn 1426, Juan II de Castilla hizo donación de la villa de Alba de Tormes al obispo Gutiérrez Álcarez de Toledo, a quien concedió también el título de Señor. Al obispo le suecedió su hijo (en efecto, aquél hombre de la Iglesia tuvo que quebrantar un par de votos religiosos, se deduce) Fernando Álvarez de Toledo, a quien nombraron conde de Alba. Aquí comienza el largo legado de la Casa de Alba que se dilata hasta nuestros días. Una historia en la que los miembros del linaje conquistaron territorios extranjeros, libraron grandes batallas y ocuparon puestos de confianza en los Gobiernos de España.

La duquesa de Alba entró en el libro Guiness de los récords por la cantidad de títulos a su poder. Como en este blog sólo nos dedicamos a hacer humildemente listados de 10+1, listarlos todos nos hubiera ocupado demasiados posts y hubiéramos aburrido al lector, os presentamos este “sólo” 10+1 títulos nobiliarios de la Duquesa de Alba, para que os hagáis una idea de la “grandeza” de este linaje. Estos títulos están divididos en dos apartados, con grandeza de España y Sin grandeza de España que a la postre significa que te traten con la máxima dignidad en la jerarquía nobiliaria justo después de la de infante, reservada a los hijos del rey.

CON GRANDEZA DE ESPAÑA

Condado de Osorno

10. Condesa de Osorno

Concesión: Juan II  de Castilla 31 de agosto de 1445

Con la muerte de Ana Apolonia de Lara, VII condesa, que murió sin sucesor alguno,  en 1675 el título recayó en la Casa de Alba, que sigue manteniendo dicha dignidad en nuestros días. Grandeza más antigua que la Duquesa ¡que ya es decir!. La denominación del título nobiliario hace referencia al municipio de Osorno la Mayor, en la provincia de Palencia, en Castilla y León. El título nobiliario más antiguo que ostentaba la Duquesa era el de Condesa de Osorno. Se trata de un título hereditario concedido el 31 de agosto de 1445 por Juan II de Castilla a Gabriel Fernández Manrique, que a la vez era I duque de Galisteo (1451). Gabriel era hijo de Garcia Fernández Manrique, I conde de Castañeda.

Marquesa del Carpio

9. Marquesa del Carpio

Concesión: Felipe II de España 20 de enero de 1559

El marquesado del Carpio es un título nobiliario que fue concedido en 1559 por Felipe II de España a Diego López de Haro y Sotomayor, X señor del Carpio y señor de Lobrín y Sorbes. Su nombre se refiere al municipio andaluz de El Carpio, en la provincia de Córdoba. Municipio de unos 4.500 habitantes, que a lo largo de la edad moderna se erigió en uno de los señoríos más importantes en las tierras cordobesas. En 1549 se eleva a la categoría de Marquesado, y a partir de 1559 extiende su jurisdicción a los pueblos vecinos de Pedro Abad y Adamuz.cEn 1660 y 1747 quedaron sometidas a su jurisdicción las Siete Villas de los Pedroches. Este fenómeno refleja el poderío que llegó a alcanzar la Casa de Haro, casa que en 1688 se unió con la de Alba, como no mediante arreglos matrimonales.

Duquesa de Arjona

8. Duquesa de Arjona

Concesión: Juan II de Castilla en 1423

El Ducado de Arjona es un título nobiliario español, originario del reino de Castilla y León, concedido en 1423 en calidad de título vitalicio por el rey Juan II de Castilla a su primo Fadrique Enríquez de Castilla y Castro, que adoptó el nombre de Fadrique de Arjona, estableciendo su casa nobiliaria en Valladolid y Zamora. Su nombre hace referencia al municipio andaluz de Arjona, en la provincia de Jaén.

El ducado de Arjona le fue confiscado al primer duque poco antes de su muerte por sus rebeldías, revirtiendo en la Corona. En 1430 volvió a ser concedido por el mismo rey a Fadrique de Aragón y de nuevo confiscado ¡menuda pieza!.

En 1902 el ducado fue rehabilitado con carácter hereditario por Alfonso XIII a favor de Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó, decimoséptimo duque de Alba. Jacobo transmitió el título de duque de Arjona a su hija, Cayetana Fitz-James Stuart, la duquesa pop. En 2013 Cayetana, en un acto que la honra, lo cede a su hijo Cayetano Martínez de Irujo.

Condestable de Navarra

7. Condestable de Navarra

Concesión: Carlos III de Navarra 25 de agosto de 1424

El Condado de Lerín fue creado en 1424 por Carlos III de Navarra para su hija natural Juana cuando contrajo matrimonio con Luis de Beaumont. El conde de Lerín, ostentaba el título de Condestable de Navarra. Hacía 1430 se comenzó a llamar así al antiguo alférez del Reino de Navarra. Sus funciones, difíciles de precisar. Sin embargo, se sabe que la principal función era la de presidir el brazo militar o de caballeros en las Cortes de Navarra.

En 1588, y después de muchos acuerdos matrimoniales, Antonio Álvarez de Toledo y Beaumont se convirtió en el sexto conde de Lerín, quinto duque de Alba y Condestable de Navarra. De este modo es como ostentó la duquesa uno de los pocos títulos fuera de Andalucía.

Duquesa de Berwick

6. Duquesa de Berwick

Concesión: 1687

Duque de Berwick-upon-Tweed es un título nobiliario de Inglaterra referido a Berwick-upon-Tweed en el condado de Northumberland junto a la frontera escocesa.

Fue otorgado a James Fitz-James, hijo ilegítimo de Jacobo II de Inglaterra y Arabella Churchill, en 1687. Lo curioso de este título es que sólo se transmite vía masculina, de esta manera no puede ser ostentado por mujeres, tal y como se estila con los títulos en Inglaterra. Generalmente en el país británico se considera que es un título perdido ya que el primer duque siguió al exilio a su padre natural, el rey Jacobo II de Inglaterra. Sin embargo, algunos han discutido esta pérdida pues nunca fue realizada correctamente, y por tanto consideran que el título sigue existiendo, estando actualmente en posesión de Jacobo Hernando Fitz-James Stuart y Gómez,  XVI Duque de Peñaranda de Duero. Asociado a este título se encuentran los de Conde de Tinmouth (Earl o Countess of Tinmouth) y de Barón Bosworth (Baron Bosworth).

Duquesa de Alba de Tormes

5. Duquesa de Alba de Tormes

Concesión: Enrique IV de Castilla 1472

El ducado de Alba de Tormes, popularmente conocido como ducado de Alba a secas, es un título nobiliario hereditario que el rey Enrique IV de Castilla otorgó, en 1472, a García Álvarez de Toledo y Carrillo de Toledo, II conde de Alba de Tormes, al convertir su condado de Alba de Tormes en un ducado. Desde hace más de quinientos años, es uno de los principales y más tradicionales títulos del España y el que le da nombre a la casa de Alba, como propietaria del mismo, constituyendo el linaje familiar más importante de España.

Sin embargo, este ducado a pasado por varias familias hasta recalar en la duquesa que vivió cono sintió. La primera fue la Casa de Alba original o casa de Toledo, que duró casi tres siglos, a lo largo de los cuales se sucedieron once duques y que se prolongó desde su creación hasta su extinción en 1755 a causa de la muerte de María Teresa Álvarez de Toledo y Haro, la XI titular y primera mujer en ostentar el ducado.

La segunda, la casa de Silva, fue la que ostentó por menos tiempo el ducado, solo medio siglo durante el cual lo heredaron dos duques. La falta de descendencia hizo que en 1802 la casa de Silva perdiera el ducado.

A la tercera va la vencida, y de esta manera es como la casa de Fitz-James Stuart, se hizo de nuevo con el ducado, a falta de voluntarios ¡pues ya me lo quedo yo! El ducado se inició con un descendiente del hijo bastardo del rey Jacobo II de Inglaterra, primo segundo de la XIII duquesa rebelde.

SIN GRANDEZA DE ESPAÑA

Marquea de Sarria

4. Marquesa de Sarria

Concesión: 1 de mayo de 1543

El marquesado de Sarria, no confundáis con el barrio de la parte alta de Barcelona, Sarrià, es un título nobiliario español concedido el 1 de mayo de 1543 a favor de Fernando de Castro y Portugal, IV conde de Lemos. Su nombre hace referencia al municipio gallego de Sarria. Se trata del título que llevaban los herederos de la casa de Lemos.

El paso del título a la casa de Alba se remonta al 1738 a manos de Jacobo Francisco Fitz-James Stuart y Colón de Portugal. Sólo uno de sus hijos llegó a la edad adulta, Carlos Bernardo Fitz-James Stuart y Silva, gracias el marquesado de la casa de Alba ha perdurado en el tiempo.  Existe una rama de los de Castro que sigue reclamando desde hace años la titularidad de este título alegando motivos co-sanguíneos. 

Marquesado de Barcarrota

3. Marquesado de Barcarrota

Concesión: 1847

El marquesado de Barcarrota es un título nobiliario español creado en 1847 a favor de María Francisca de Sales Portocarrero. Lo curioso de la sucesión de este marquesado es que fue dado por error durante la sucesión del marquesado de Villanueva de Fresno. Sus propietarios tenían la costumbre de auto titularse impropiamente marqueses de Villanueva del Fresno y Barcarrota”.

Se creyó que se trataba de dos títulos, claro en aquella época tener uno solamente, era poca cosa y hacia a pobre. Por ello, los marqueses de Villanueva del Fresno anteriores al error, se suelen considerar también marqueses de Barcarrota, aunque en realidad no lo fueron. Tampoco viene de aquí a estas alturas.

Marquesa de Coria

2. Marquesa de Coria

Concesión: Enrique IV de Castilla 1472

El Marquesado de Coria tuvo sus orígenes a mediados del siglo XV, cuando el rey de la dinastía de los Trastámara, Enrique IV de Castilla, debilitado en su poder, hizo que la ciudad de Coria perdiera su condición de bien realengo y por real cédula de donación la concedió a don Gutiérrez de Cáceres Solís, como cabecera del condado, en 1469.

El I conde de Coria, en unión de su hermano don Gómez, maestre de la orden de Alcántara, lo empeñó por una cierta cantidad de dinero a García Álvarez de Toledo y Carrillo de Toledo, I duque de Alba de Tormes, quien, en 1472, lo compró, quedándose con el título de marquesado y siendo desde entonces el I marqués de Coria. Actualmente el marquesado sigue en la Casa de Alba cuya titular era Cayetana de Alba…

Marquesa de Moya

1. Marquesa de Moya

Concesión: Reyes Católicos 4 de julio de 1480

El Marquesado de Moya es un título nobiliario español de carácter hereditario concedido por los Reyes Católicos el 4 de julio de 1480 a Andrés Cabrera, señor de Moya y Chinchón, caballero de la Orden de Santiago, mayordomo, consejero y tesorero del rey Enrique IV de Castilla. Entre otras de sus distinciones era también partidario de Isabel la Católica en la Guerra de Sucesión Castellana, vamos un pelota, que por proximidad algo le tocó.

Su nombre hace referencia a la villa conquense de Moya, cuyo señorío le había entregado Enrique IV en 1463, y su “actual” propietaria era Cayetana Fitz-James Stuart, que ocupaba el vigésimo lugar en la lista de sucesión en el título. Uno más por si eran pocos.

Condesa de Ayala

+1. Condesa de Ayala

Concesión: Felipe III de España el 31 de enero de 1602

La duquesa de Alba mantuvo hasta su muerte el título del viejo solar alavés, creado por el rey Felipe III de España en 1602 a favor de Antonio de Fonseca y Ayala.

El primer conde que tuvo el honor de poseer dicha distinción fue don Antonio de Fonseca, por gracia del Señor don Felipe II. El condado caería en desgracia cuando el nieto del Canciller Ayala se unió a los comuneros de Castilla quienes fueron derrotados por Carlos V en 1521. Como en todo linaje que se aprecie, la sangre es la sangre y fue entonces cuando se decidieron por emparentarse con la Casa de Alba, donde reside el título nobiliario en la actualidad. Queda por ver cuál de los hijos de la duquesa, que entró en el libro Guiness de los récords por su cantidad de títulos nobiliarios, heredará dicho título de origen alavés.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s