10+1 peores formas de tortura

400px-A_Torture_Rack

Mañana es San Valentín, y aunque se trata de una celebración que muchos tildarán de empalagosa, meramente comercial o sencillamente gilipollesca, nosotros en su blog amigo estamos contra esa postura tan cínica y queremos celebrarlo con ustedes. Y qué mejor manera de hacerlo con un post que se impregna del amoroso espíritu de San Valentín, destacando para ustedes las 10+1 peores formas de tortura, que nos recuerdan cómo en la Edad Media el intelecto humano se empleaba para fines muy poco loables (en todo caso no mucho peores que urdir atrocidades como peluches de ositos abrazados a corazones).

Disfrútenlo y, quién sabe, quizá les ofrezca alguna idea para un regalo.

23. zarpas del gato110. La zarpa del gato

Esta tortura consistía en dejar a la víctima desnuda y atada de espaldas y se le raspaba el cuerpo con ese instrumento que le arrancaba la piel a tiras exponiendo a menudo los huesos.

wb29. La tortura con agua

Ideal para torturadores con poco presupuesto (seguimos en crisis ya saben): se ataba a la víctima y se le hacía beber litros y litros de agua por un embudo hasta que le estallaba el estómago.

rueda8. La rueda

Se ataba a la víctima a una gigantesca rueda y se le iban destrozando todos los huesos y articulaciones de su cuerpo con un martillo gigantesco. Cuando a la víctima ya no le quedaba ningún hueso intacto, se la dejaba con terribles dolores en la rueda para que muriera lentamente por deshidratación o devorado por pájaros. Si el torturador estaba de buen humor, le asestaba un golpe final para matarlo y acabar con su sufrimiento.

Aplasta7. Machacador de cabezas

Es la variante del más célebre descuartizamiento. Se colocaba la cabeza de la persona en este utensilio y se le aprisionaba la cabeza contra el cuerpo, provocando que se le salieran los ojos de las cuencas y los dientes le estallaran a la víctima.

La Inquisicion. Descuartizamiento6. Descuartizamiento

Ésta celebre forma de ejecución consistía en atar cuatro caballos en sus extremidades y darles latigazos para que corrieran, desmembrando a la víctima. En algún caso se era más imaginativo y se aderezaba con más detalles. Por ejemplo, la pena por alta traición en Inglaterra hasta el siglo XIX era ser ahorcado y descuartizado. Se ahorcaba a la víctima el tiempo justo para que no muriera, posteriormente se le castraba y se quemaban sus genitales y luego se le descuartizaban. No, en aquellos tiempos los ingleses no se tomaban muy bien la traición.

8p4uA5. La sierra

Bueno, este método no puede decirse que sea muy sutil: se mantenía a la víctima boca abajo y se le serraba el cuerpo en dos. El motivo de tenerle boca abajo no es solo porque resultaba más fácil de cortar a la persona en dos, sino porque además así toda la sangre llegaba al cerebro y aguantaba más tiempo consciente. Normalmente cuando llegaban al estómago la persona ya había tenido la suerte de perder la conciencia.

Oral_pear4. La pera

Este simpático artilugio se introducía por el ano o la vagina de la víctima, entonces el torturador movía la manivela y el cacharro abría sus cuatro hojas en el interior con consecuencias poco agradables. Para rematarlo, a menudo se le añadían pinchos para que fuera aún más doloroso

12925142574_d10b25d6723. La tortura de las ratas

Ésta hay que reconocer que es hasta ingeniosamente macabra, demostrando que en la Edad Medieval muchos nobles inquisidores debieron pasar horas elaborando lluvias de ideas para inventar una forma de tortura más novedosa y horrible. En este caso se les ocurrió tener a una persona tumbada y ponerle encima una caja que tenía un único agujero en la parte que daba al estómago de la víctima. Se introducían ratas dentro de la caja y seguidamente ponían encima de la caja elementos que provocaran mucho calor. Los pobres roedores desesperados intentan buscar una salida y como única alternativa empiezan a hacer un agujero en el estómago de la víctima.

virgin-torture-device2. Doncella de hierro

Bueno, creo que la imagen lo dice todo. Básicamente se metía dentro a la víctima y al cerrar la puerta ésta quedaba perforada por todo el cuerpo. Aunque parece algo muy típicamente medieval, en realidad no existen indicios de que se usaran en aquella época e incluso hay quien especula sobre si realmente se utilizaba, pero no dejemos que esos amargados historiadores nos quiten esta ilusión.

La gracia del invento era que, aparte de ser terriblemente doloroso al perforar todo el cuerpo, la víctima seguiría viva en medio de terribles agonías durante dos días. Ya dependiendo de la imaginación del constructor se podía hacer que algunos de los pinchos de la puerta pudieran moverse. Más que nada por si la perforación en sí no era suficientemente dolorosa.

a8715cd9fa1c1. Cuna de Judas

La imagen creo que ya es suficientemente explícita. Básicamente surgió de la noble pregunta de ¿cómo podríamos hacer que el empalamiento fuera más largo y humillante? Se ponía a la víctima desnuda sobre ese objeto de forma piramidal que le perforaba el ano o la vagina, y a medida que no respondía adecuadamente a las preguntas se le hacía bajar con las cuerdas a las que estaba atado.

brazen-bull+1. Toro de Falaris

Ojo a esto. Si ya de por sí morir quemado en una hoguera debía ser una forma espantosa de morir, el toro de bronce llegaba aún más lejos haciendo que el condenado tuviera una muerte más larga y tortuosa. El toro en cuestión era una gran estatua de bronce vacía por dentro. Se encerraba a dentro a la víctima y se encendía una enorme hoguera debajo. La persona que estaba dentro moría literalmente a fuego lento.

Como en la época al pueblo le gustaba presenciar estas torturas (eran el equivalente a la telebasura actual, y cabría preguntarse cuál de las dos es más dañina para la salud mental) se añadieron de forma creativa unos orificios en la boca del toro desde donde salía humo y que además permitían escuchar los gritos agonizantes de la víctima.

Por cierto, esto fue un invento de los griegos, para que vean que no todo lo que hicieron fue productivo para nuestra civilización.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s