10+1 mejores solos de guitarra de la historia del Rock

greatestguitarsolos2ai8¿Quién no ha simulado, totalmente embriagado por la emoción, estar tocando la guitarra mientras sonaba ese fantástico solo de una gran canción? Vale, cuando esto ocurre suele ser un momento cutre y peripatético para todo el mundo a excepción de uno mismo, pero ¿y lo bien que te lo pasas mientras agitas espasmódicamente las manos raspando unas imaginarias cuerdas de guitarra a la par que entornas los ojos dejando claro que las notas de la melodía en cuestión te están llevando casi al éxtasis musical?

Para todas aquellos que habéis hecho el ridículo alguna vez en discotecas, guateques o fiestas patronales practicando el air guitar, aquí tenéis una breve compilación de algunos de los mejores solos de guitarra que jamás se han escuchado en la historia de la música.

10. The wind cries Mary, Jimi Hendrix, 1967

Se cuenta que la canción la compuso Hendrix tras una espantosa pelea que mantuvo con su novia. Si todos los momentos sentimentalmente frustrantes se traducen en composiciones como ésta quizás habría que pedirle de vez en cuando a cupido que se metiera sus flechas por donde le cupiesen. Blues psicoldélico para una balada sensacional y un solo no menos espectacular.

 9. Let there be rock, Angus Young (AC/DC), 1977

En el momento de grabar este tema, a la voz de Bon Scott le quedaban apenas 3 años más de proferir sus característicos gritos antes de que una noche de excesos alcohólicos acabara con la vida del segundo vocalista que hasta entonces había tenido la banda australiana AC/DC. Una trágica pérdida que por lo menos nos dejó algunas grandes composiciones, como este Let There be Rock, con un Angus Young especialmente inspirado en la guitarra.

8. Like a Hurricane, Neil Young (Neil Young & Crazy Horse), 1977

La historia que explica este tema nos sonorá a más de uno: un encuentro fortuito con una chica que nos pone muy calientes, pero que no se traduce en absolutamente nada, más allá de una tensión sexual no resuelta. Neil Young se lo toma con calma al principio en esta canción de 8 minutazos que tiene momentos épicos gracias a la magia que es capaz de extraerle a su guitarra.

 7. Ball and Biscuit, Jack White (The White stripes), 2003

Encontraréis esta maravilla con reminiscencias del Blues en el álbum Elephant. Básicamente, Jack White es uno de los mejores músicos de su generación, y los solos que se marca aquí lo confirman.

 6. Sweet child o’mine, Slash (Guns N’Roses), 1987

Esas notas surgidas de la guitarra de Slash al inicio del tema han sido la banda sonora de las noches de juerga de cientos de miles de fans de los Guns N’Roses. Posiblemente uno de los grandes punteos de la historia del Rock.

5. Johnny B. Goode, Chuck Berrry, 1958

Cuando uno realiza una lista de este tipo le gustaría olvidarse de las opciones más típicas y dedicarse a hacer una selección que descubra pequeños tesoros olvidados y que únicamente el que escribe haya sido capaz de apreciar. Bien, pues es imposible hacer algo así. Hay clásicos que todo el mundo conoce y que si es así, es porque, sencillamente, lo merecen. Es el caso de Chuck Berry y su Johnny B. Goode, que, por cierto, es una de las muestras de la cultura humana que están presentes en la sonda Voyager, que surca desde hace casi tres décadas el basto Universo. Imagino el momento en que los aliens descubran la canción de Berry y flipen en colores.

 4. Free Bird, Allen Collins y Gary Rossington (Lynyrd Skynyrd), 1974

Al margen de esas antiestéticas banderas sureñas que decoran muchos de los conciertos del grupo, y que la mala suerte se cebó con ellos con la muerte de algunos de sus principales miembros en un accidente de avión en 1977, los Lynyrd Skynyrd pueden presumir de haber aportado al Rock uno de sus momentos álgidos. La guitarra de Free Bird es una maravilla sin paliativos.

 3. Conmfortably Numb, David Gilmour (Pink Floyd), 1979

Mítica canción dentro del mítico álbum The Wall. De hecho, está considerado el último tema que tocó la banda con su formación clásica (Gilmour, Mason, Wright y Waters). Contiene dos solos colosales, pero el segundo es directamente maravilloso.

 2. Eruption, Eddie Van Halen (Van Halen), 1978

Para los más puristas del guitarreo clásico, Van Halen es un dios. Cuentan que a menudo en sus conciertos se colocaba de espaldas al público para evitar que alguien pudiera copiar su técnica. Lo cierto es que él solito se inventó el punteo (que consiste en pulsar con los dedos de la mano derecha en el mástil, para ligar notas de manera rápida). A los que no tenemos la formación musical necesaria para apreciar su depurado estilo nos queda, no obstante, el consuelo de decir que su manera de tocar mola mazo, y nos quedamos tan anchos.

1. Paranoid android, Johny Greenwood (Radiohead), 1997

Sobre esta canción, la Rolling Stone ha opinado que contiene “angustia finisecular, épica y electricidad”. ¿Para que añadir nada más? Sólo queda una cosa, disfrutar como cochinillos en una charca de barro escuchando un hit de los que marcan época, con solos de guitarra difícilmente igualables.

10+1. Stairway to Heaven, Jimmy Page (Led Zeppelin), 1971

No hemos querido inventar nada al colocar este temazo de los Zeppelin en la primerísima posición del ránking. Pocos son los que se atreverían a no citar esta canción al hablar de grandes riffs guitarreros. La moderación y lírica del inicio colisionando brutalmente con la energía y fuerza del final. Lo mejor de los mejores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s